Llevaba desde septiembre sin pasarme por aquí y como duele. Lo vas dejando, lo vas dejando y pasa lo que pasa. Además, siempre escribo que vuelvo y que esta vez es la buena, pero cada vez me cuesta más sacar temas para escribir aquí. Prometo que lo intentaré. De todas maneras, lo que me ha animado a escribir este post es el clásico post de diciembre. En el décimo aniversario del blog (queda poquito para que cumpla once años), no podía faltar una nueva edición del premio más decepcionante de cuantos se dan en Internet a lo largo del curso. Se trata de la V edición (como el Battlefield, jejeje) de este fantabuloso y totalmente inutil galardón.

Esto irá como suele suceder siempre. El día 4 de diciembre se abrirán las votaciones para elegir a los cinco candidatos. Los candidatos son propuestos por los ganadores de las tres últimas ediciones (uno cada uno) y la organización de este blog escrito por una sola persona (pero queda mejor hablar en plural y esas cosas, ya sabéis). Los afortunados con derecho a voto son @momentocarpi (ganadores en 2015), @angeljimenez (ganador en 2016) y @inmaferragud (ganadora en la pasada edición). Será el último candidato que podrá proponer la pareja de Momento Carpi, los gandores de 2015, como ya he mencionado antes.

Las reglas son muy sencillas. El martes 4 de diciembre de 2018 a las 12:00h. se conocerán los candidatos y se podrá votar libremente hasta el próximo 24 de diciembre a las 23:59h. (si alguien apurar hasta el final en Nochebuena). Tras varios días de recuento y recapacitación (además de recuperación de los excesos navideños) se conocerá al ganador del Premio BlogdeBori al Personaje del año 2018 el 28 de diciembre a las 12:00h. Nervios, tensión, saqueo, pillaje, destrucción… Todo puede pasar con un galardón tan absurdo como inútil. El martes sabremos a quiénes podéis votar y hacerlo merecedor del premio.

Inma Ferragud, ganadora de la pasada edición, todavía no ha recibido su trofeo acreditativo (como tampoco Ángel Jiménez), aunque también es cierto que no he coincidido con ellos. Lo mismo para el personaje de este año. ¿Un buda dorado? Podría ser la marca de la casa. Además uno pequeñito, de los que puedes llevar en el bolsillo para que de suerte o enseñarlo como credencial de un premio un tanto peculiar. Sea como fuere, hay unas votaciones por delante (y no hablo de lo de mañana en Andalucía, ojo).