En el anterior post hablaba sobre la abstención en las pasadas elecciones de Andalucía en un ejercicio de politica ficción que tanto me gusta. Como tenía los datos en la mano (bueno, en el Excel), me he decidido a darles una pequeña vuelta y volver a imaginar dos panoramas diferentes. Por una parte, lo que sucedería en caso de que Andalucía tuviera la ley electoral vigente en el País Vasco para elegir los representantes en el parlamento autonómico. Por otra parte, qué sucedería en caso de una única circunscripción electoral, es decir, sin separación por provincias, todos los votos valen lo mismo, algo similar a lo que sucede con las elecciones europeas.

¿Qué hubiera pasado el 2-D con la ley electoral vasca?

Bueno, ahí están los resultados. Por si no lo sabéis (no tenéis por qué hacerlo), la ley electoral vasca fija el mismo número de escaños por cada provincia (25 en este caso). Así lo he hecho en este supuesto. Cada provincia andaluza aporta 25 diputados al parlamento andaluz. También se necesita un mínimo del 3% de los votos para poder conseguir un escaño. En la simulación metí a PACMA, pero no cumplía los requisitos.

Como se puede apreciar, la diferencia tampoco es tan grande. Habría 91 escaños más en juego para repartir que se dejan un panorama muy similar al actual. Susana Díaz no conseguiría volver a ser Presidenta de la Junta de Andalucía con el apoyo de Adelante Andalucía, pero podría llegar a hacerlo de tener el apoyo de Ciudadanos y un diputado más. La mayoría absoluta se encuentra en los 101 escaños y la suma del PSOE-A y la formación naranja se quedaría con 100 justos. Por supuesto, la alianza entre el PP y C’s obligaría a pedirle unos cuantos votos (16, por lo menos) al ultraderechista de Abascal. El juego de pactos comenzaría ahora y la ley electoral vasca tampoco hubiera supuesto una diferencia tan abismal, al menos no con tantos diputados, si en vez de 200 fuesen 80 (10 por provincia), el resultado sería más corto. Sea como fuere, la situación no es tan diferente.

¿Qué hubiera pasado el 2-D con una circunscripción única?

Esa es la otra pregunta que me he hecho y he tenido a bien responder con el gráfico correspondiente y los datos reales a mano. Los resultados que se ven reflejados no son muy distintos de la realidad. La única variación apreciable es la pérdida de dos escaños del Partido Popular que pasarían a Adelante Andalucía. Aún asi, con este único cambio no se podría formar un gobierno de izquierdas porque la formación de Teresa Rodríguez no suma los escaños suficientes para ello con el PSOE-A (en caso de querer). Es una visión muy similar, pero con un pequeño transvase de cifras entre dos partidos.

Si soy sincero, esperaba algo más de esta modificación de los datos. Se ha quedado algo de lo más normalito y muy similar a la realidad, por lo que no es tan interesante como pensaba a priori. Muchas veces suceden estas cosas, hasta que no las llevas a cabo no ves que no era para tanto. Aún así, aquí queda para el que quiera echarle un vistazo.