Os comenté el pasado verano que había participado en la Hackathon de Casters en el BEC durante la Euskal Encounter de este año. Era mi segunda participación en un acto de este tipo y lo pasé muy bien. Quedé cuarto y pude castear la final del Fortnite de la GameGune. Lo hice junto a @jaccaeda, el tercer clasificado. Lo malo hubiera sido que me tocase castear la final del LOL del que sigo sin tener ni papa. Solo lo básico.

A raíz de esta intervención, @Mezuki_, presidente de la Asociación juvenil de esports Euskoesports (@eusko_esports) me llamó para participar en un evento de deportes electrónicos que van a celebrar en la sala Bilborock el último fin de semana del año, es decir, este viernes 28 y sábado 29. Un evento con un montón de juegos y campeonatos.

Evidentemente, no puede faltar el League of Legends, el juego más seguido del panorama deportivo. Tampoco Fortnite Battle Royale, el fenómeno de masas y de moda de este año que lo ha petado en todos los sentidos. También más juegos como Clash Royale (el éxito de Supercell para móviles), Pokémon (con buen ,premio para los mejores entrenadores), Dragon Ball FighterZ (un juegazo que se ve como el puñetero anime), Super Smash Bros. (el nuevo juego de peleas de Nintendo)… Una buena e interesante selección de juegos para todos los públicos.

Además, se busca integrar y divulgar un poco de la cultura coreana. Por eso también se va a celebrar una pasarela de cosplay y un concuso de baile de K-Pop. Dos de las actividades relacionadas con Corea del Sur que engancha a los jóvenes occidentales. Tampoco hay que olvidar que los videojuegos como deporte electrónico son tremendamente populares en el país asiático. Una razón más para pasarse por la Bilborock y disfrutar del espectáculo que se va a organizar para terminar el año.

Por mi parte, como lo he comentado, voy a ejercer de caster en los distintos torneos que se realicen. Da un poco de cosita, pero la idea es pasarlo bien y disfrutar de dos jornadas llenas de competición y buen rollo. Sea como fuere, nos vemos este finde en la sala Bilborock para celebrar un gran año de los videojuegos.