El clásico repaso a los juegos que más me han gustado este año que ya termina. Iban a ser diez juegos, pero a última hora me he acordado de un par más, así que ha entrado por los pelos. No necesariamente son juegos que han salido en 2022. Hay algunos que tienen un tiempo más, pero que he aprovechado este año para jugarlos y disfrutarlos. Uno por cada mes del año, que no es una mala cifra para dejarlo todo listo y preparado. Aviso a navegantes, no he jugado a Elden Ring, así que no va a aparecer por aquí. ¡Con todos ustedes, la lista!

OlliOlli World – Roll7

Para mí, uno de los juegos del año. Uno de los pepinazos de 2022. Tal vez no se haya oído mucho de él, me parece uno de los juegos más divertidos, exigentes y bonitos del año. Skate puro, estética de Hora de aventuras y muchísimo carisma. Salió en enero y sigo dándole a las diarias casi todos los días. Me fascina. No le he sacado el 100% y me quedan los DLCs (que picaré porque andan con descuento). Aún así, me flipa. Uno de los juegos a los que más horas le he metido este año. El quinto, según el resumen de PlayStation con más de 80. ¡Flipa! Tenéis que jugarlo.

God of War Ragnarök – Santa Mónica Studios

Kratos y el ninio se van de aventuras por Escandinavia 2. El mismo juego 2. El mismo GOTY 2. Sea como fuere, una aventura cinematográfica cojonuda. Continua la historia del God of War anterior, el de 2018, pero con los personajes más desarrollados y una historia nueva que da cierre a la saga nórdica del dios de la guerra heleno. Un buen sistema de combate, unos gráficos espectaculares, unos personajes trabajados y bien escritos… Todo lo necesario para ser uno de los juegos del año. Uno de los que más he disfrutado y con los que me apetecía seguir jugando después de haberle dedicado varias horas seguidas. Y vaya voz que tiene Kratinsky.

Vampire Survirvors – poncle

Vanpiro esisten. Ale, ya he hecho la broma. Ya podemos cerrar aquí. Drogaína en estado puro. Un juego terriblemente sencillo y simple, que alberga debajo una capacidad de adicción bastante importante. Eliges un personaje y te mueves por el escenario. El personaje ataca solo, tú únicamente te mueves por ahí. Subes de nivel, eliges nuevas armas, mejoras las que tienes y a matar vampiros y otros bichos. Tan sencillo y adictivo como eso. Han sacado versión gratuita (con anuncios) para móviles, así que no hay excusa para no darle un tiento.

Sifu – Sloclap

Ahora sé kung-fu. Que diría el mismísimo Neo en Matrix. Y vaya que sabes. Menudas tollinas reparte el colega (o la colega, en mi caso) en esta historia de venganza y artes marciales. Un auténtico sueño de artes marciales. Bien llevado, además. Con una dificultad elevada (incluso en el nivel sencillo), pero tan bonito y con un control tan pulido, que no se le pueden poner muchas pegas. Además es cortito (si sabes bien lo que haces). Es como una buena película de artes marciales en la que tú eres el que reparte. Quedan unas cuantas actualizaciones de contenido en los próximos meses (y su lanzamiento en Xbox y Steam), por lo que se puede seguir hablando de Sifu durante un tiempo. Quiero probar el tema de las repeticiones, porque tiene pinta de ser muy tocho y que la gente que sabe, puede hacer grandes cosas.

Horizon Forbidden West – Guerrilla Games

Si antes comentaba la vuelta de Kratos, el retorno de la pelirroja cazadora de dinobots no es tampoco una tontería. El nuevo Horizon mejora a su predecesor. Nuevas armas, nuevos escenarios, una nueva historia, nuevos personajes… Un gran juego que nos permite conocer más sobre ese mundo post apocalíptico que se nos presentó en Zero Dawn. Otro platino para la saca y con ganas de seguir explorando esta maravillosa franquicia que han creado en Guerrilla. ¡Grande Aloy! Por más juegos con ella.

Cyberpunk 2077 – CD Projekt Red

En marzo (más o menos) nos llegó la actualización gratuita a PS5 de Cyberpunk 2077. Me hice con una copia por 20€ (el mejor precio para los videojuegos) y me dispuse a sumergirme en Night City y lo que me proponían desde CD Projekt Red. Y vaya que si lo hice. Con platino y demás. Tengo que decir que este era el juego a precio completo que me iba a comprar en 2020. Estaba sin trabajo, tenía apartado 70€ para pagar la versión de Xbox One (sí, ya) y al final decidí esperar. Creo que hice bien. Lo jugué en nueva generación, con mejoras gráficas y demás. Es un juego un tanto extraño, porque no me gustó del todo en ningún momento, no me interesó su historia, los diálogos y parte de sus gráficos me parecían un tanto desfasados, pero todo acabó conectando y hasta me saqué el platino. Me pasé el juego de aquí para allá matando pandilocos. Es lo que más disfruté del juego. Más que de la historia o los personajes (aunque Judy y Panam, ay, Judy y Panam), disfruté de Night City y el cyberhackeo. Lo recomiendo, eso sí. Soy creyente de este juego.

Marvel Snap – Nuverse

El juego de cartitas de rigor. Sin dejar de lado Slay the Spire (lo tengo físicamente para PS4 y Xbox, a ver si lo compro para PC), es el juego de cartas que más me ha tenido enganchado este año. Gratuito para móviles (también disponible en Steam). Está muy bien pensado. Tanto por la parte de la monetización (no es, para nada, un pay to win, casi todas las compras son para temas estéticos), como por la parte del juego en sí. Partidas cortas, bien pensadas, con estrategias claras y tácticas fáciles de visualizar y aplicar. Además los diseños de las cartas son muy chulos y los poderes de las mismas reflejan bien a los superhéroes que representan. Lo juego principalmente en el baño y en el metro, pero es un juego perfecto para esas ocasiones.

Disco Elysium – Studio ZA/UM

Uno de los grandes juegos de 2020. Desde Estonia nos llegó esta aventura tan peculiar y que ha cambiado tanto los juegos desde entonces. Es la nueva gran referencia al hablar de aventuras o juegos de rol. Es la nueva cima, el pináculo de su evolución videojuerguil. Una historia interesante, un mundo increiblemente rico, creíble y absorvente, unos personajes muy humanos… En definitiva, un juegazo como la copa de un pino (u otro árbol donde colgar cadáveres). Recomendadísimo. Eso sí, una pequeña advertencia (a pesar de lo gran juego que es) #muchotexto.

Grid: Legends – Codemasters

El jueguito de carreras de rigor que siempre me gusta. Pensaba que no, pero con el tiempo me han entrado muy ricamente los juegos de carreras. El año pasado me dio fuerte con el Dirt 5 y el propio Grid. Este año he podido disfrutar de Grid Legends en el EA Play y lo he pasado fenomenal. Trae un modo historia muy entretenido, con una trama repleta de clichés y giros de guion que ves venir como las curvas de un circuito, pero que te dejar llevar porque está divertido. Varios tipos de carreras y de coches. Muchas cinemáticas y gente hablando sobre competiciones y coches. Si te va el rollo, seguro que te gusta Grid Legends.

Return to Monkey Island – Terrible Toybox

Me llamo Guybrush Threepwood y quiero ser pirata. Y vaya que si lo ha logrado el bueno de Guybrush. Después de muchas peripecias, ha vuelto. Y lo ha hecho a lo grande. Con Ron Gilbert y parte del equipo de los juegos originales. Un acabado artístico peculiar (que me ha acabado gustando, todo sea dicho), un montón de chistes y puzzles nuevos, personajes queridos y más isla Meleé. Un digno cierre a la trilogía original. Y un juego para reconectar con las aventuras gráficas de los 90, pero traídas a pleno 2022.

Ace Combat 7: Skies Unknown -Bandai Namco

Otra de esas sorpresas que no esperaba. Y mira que no es un juego nuevo, más bien lo contrario. Después de ver Top-Gun (aunque no inmediatamente), apetecía un juego como este. Aviones, guerras, misiles, traiciones… Una historia que no es memorable, pero que se disfruta de principio a fin. Unas misiones variadas y sorprendentes. Un control bastante pulido y, si te va el tema, posibilidad de jugar en VR. Me ha sorprendido muy gratamente el juego. He conseguido conectar (no como la anterior vez que jugué) y he salido súper contento de la experiencia. Todo lo que comentaba Baity en este vídeo es real. Os recomiendo probarlo.

Fornite – Epic Games

No podía faltar el Fornais. Sí. Caí. Cuando metieron el modo sin construcción decidí darle un tiento y, bueno, enganchado. Puñetero fornais. Ya me tienen pillado. Cogí el pase de batalla y ahí paso todos los días para jugar un par de partidas y subir de nivel para poder sacar los personajes que van dando. Bueno, que esta temporada dan al bueno de Geralt de Rivia, el mismísimo brujero. No puedo decir mucho más de este juego. Le he dado buena cuenta, me parece uno de los mejores battle royale y me lo paso bien jugando. ¿Para qué más?

Bonus track: Steam Deck

Ya le dediqué un post entero a mi compra de la Steam Deck. Varios meses después sigo encantado con el cacharrito. Lo uso bastante para jugar (aunque intercalado con la PS5, claro) y lo he empezado a usar bastante en su variante de PC. Con el dock lo conecto a la pantalla, teclado y ratón listos para usar y pa’lante. Una gran compra que me va a dar, espero, muchos buenos ratos. El mejor bonus track.