El pasado fin de semana se celebró en el Bilbao Exhibition Centre, como viene siendo habitual, la Euskal Encounter 2018. Se trató de la 26º edición de esta campus tan longeva y, por otro lado, activa de Euskadi. Los datos son muy buenos. La cantidad de gente que se pasó por las distintas zonas habilitadas del complejo fue muy alta y la organización está contenta de la respuesta recibida. Como ya he dicho, es una de las partys que más aguantan de Europa y no es raro ver participantes que no habían nacido cuando se empezó a organizar la Euskal Encounter. Yo me acerqué a participar en el Hackathon que organiza Alianzo y que este año cumplía su cuarta edición. Participé en la primera (dedicada al periodismo), falté en las dos siguientes (emprendimiento y Big Data) y me aventuré en esta cuarta centrada en los casters de videojuegos.

¿Casters? ¿De qué puñetas me hablas? ¿Una reunión de generales de caballería? No, ese era Custer. Esto es muy sencillo. Se refiere a una figura relativamente importante dentro del sector de los deportes electrónicos: el comentarista. En casi todos los deportes televisados hay, mínimo, una persona que va contando lo que sucede en pantalla y guía al espectador por los entresijos del deporte. En los eSports sucede lo mismo y a esa figura se la denomina caster. Una palabra que viene directamente del inglés y significa, literamente “el que realiza un cast“, que en este caso es una retransmisión. Como digo, se trata de una figura imprescindible en el panorana deportivo porque es el nexo de unión entre el espectador y los jugadores. Y, como con todo, hay que aprender a serlo.

Vista general de la Euskal Encounter 25 (2017). Fuente: Euskal Encounter.

No existe una formación específica o reglada para ser caster. Es una profesión relativamente nueva y no existe una academia para tal fin. Se aprende a golpes que se dice. Fijándote en el trabajo de otros compañeros y probando una y otra vez hasta conseguir algo que se parece a un buen casteo. Como decía, yo me presenté al Hackathon Casters 18 con poquitas esperanzas y muchas ganas. No pensaba que iba a ganar, ni por asomo (spoiler: no gané) y mi intención era aprender un poquito más de este mundillo con las charlas que estaban programadas. Charlas como la de Miren García (@txatika) sobre oratoria y hablar en público o la de Jon Cortázar (@.Jon_Cortazar) sobre emisión de juegos en streaming. También desfilaron por la zona del Hackathon profesionales como Gorka Etxabe (@gorkaetxabe) responsable de la megafonía de Mendizorroza (el speaker, vaya), Ander Cortés (@andercortescaster profesional en la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), Fernando Soria (@rydlefs) exjugador profesional de LoL y actual responsable de formación en Baskonia o Alex González (@MezukittyHScaster de Hearthstone y presidente de EuskoSports. Gente que sabe de lo suyo y que quiso aportar su granito de arena a todos los que estábamos ahí como participantes y los curiosos que decidieron acercarse.

La zona del Hackathon estaba en la frontera entre la Euskal Encounter propiamente dicha y el Opengune, una zona de acceso libre con un montón de puestos y actividades para realizar. Justo al lado de la zona de juegos de mesa y la RetroEuskal. La zona de videojuegos retro este año se animó a realizar una exposición sobre Space Invaders, el clásico juego de Taito que causó furor en su época y todavía hoy seguimos jugando. Además de una serie de consolas y máquinas recreativas rescatadas del pasado para uso y disfrute de aquellos que acudieron.

Además de las charlas que antes he mencionado, también hubo pruebas para que el jurado pudiera valorar la capacidad de los participantes y así dirimir el ganador. Constaba de cuatro pruebas.

  1. Comentar un vídeo sorpresa que ponía la organización. En mi caso, me tocó un clip de un minuto, más o menos, con una reclamación arbitral en un partido de Quidditch. El Quidditch muggle, el real, no el de las novelas. Vamos, el VAR, pero sin tecnología punta. Una curiosa experiencia
  2. El viernes por la mañana nos tocó castear una partida de Clash Royale, un juego para móviles muy jugado que se ha ganado por derecho propio su puesto en las competiciones de deportes electrónicos. He jugado algo al juego (de hecho, me he vuelto a enganchar después de la Euskal) y más o menos sabía por dónde iban los tiros. Una partida de 3 minutos, que es lo que duran, con una prórroga. No fue mal.
  3. Ese mismo día, la tarde se tornó en pesadilla. La partida en cuestión era de League of Legends, uno de los videojuegos que más gente y dinero mueven en el sector de los eSports. El LoL es el deporte rey en este ámbito, al menos por ahora. Es un juego que nunca lo he entendido y nunca lo he jugado. Como podéis imaginar, la prueba fue un desastre. Tuve que improvisar todo, porque no había tocado el LoL en mi vida, Hulio.
  4. El sábado por la mañana estaba dedicado a la gran final. Un vídeo algo más largo de una partida de Fortnite Battle Royale de Ninja (posiblemente el mejor jugador de este juego de la actualidad) en el que había múltiples factores que tener en cuenta para sacarlo adelante. Vídeo largo y algo cansado en el que se pule a casi un tercio del servidor (32 muertes). Una auténtica pasada de partida.

Partida de LoL. Yo no entiendo nada, solo veo colorinchis. Fuente: Alfa Beta Juega

Con todo esto, el jurado tenía material suficiente como para decidir los ganadores. Las apuestas iban muy fuertes por @Fanamasna y Nasty (@nastyL0L), dos casters con experiencia profesional. Y se cumplieron, en ese orden, además. Fanamasma y Nasty quedaron primero y segundo respectivamente por muy poco margen. Tan poco que la organización decidió repartir el premio. Además, se les asignó la retransmisión de la final de League of Legends de la Euskal Encounter. El tercer cajón del podio fue para @jacaedda y yo me llevé el cuarto puesto. A nosotros nos tocó la retransmisión de la final del Fortnite. Juego al que suelo meter horas con @carballo y @pixelillo y, de lo malo malo, algo conozco.

Os dejo bajo estas líneas la segunda final que comentamos entre @jacaedda y yo, porque la primera (también disponible mi canal de Twitch) fue algo menos bonita. En esta segunda ya estábamos más metidos en el papel. Una pena la cantidad de ruido de fondo que se escucha, pero castear en un evento como la Euskal es lo que tiene. Espero que os guste, al menos los jugadores acompañaron el vídeo y hubo unas cuantas muertes en pantalla. También os dejo en este enlace la partida de LoL que comentaron Fanamasna y Nasty como ganadores del Hackathon.

Ver Final de Fortnite en la Euskal Encounter desde blogdebori en www.twitch.tv

La experiencia en el este Hackathon Casters 18 organizado por Alianzo fue muy positiva. Yo lo pasé en grande, aprendí bastantes cosas y conocí a gente muy interesante con la que espero seguir en contacto (al menos por Twitter). Una de mis ideas es tratar de meterle algo de caña a mis canales de streaming ya sea el de Mixer, este de Twitch o el de Youtube. Intentaré  hacer cosillas, aunque suelo darle a juegos algo menos populares. A ver qué tal sale. Eso sí, empezaré cuando baje un poco el calor, que salir sudando a chorros en una webcam no es lo mejor. Nos vemos pronto.