Ayer entré en el polígono escuchando Binarios, el nuevo podcast de Angel Jiménez sobre tecnología y, justo, hablaba sobre Podium, la apuesta de Prisa (Cadena SER, El País…) por el podcast. En el programa que os cito y recomiendo, dedican poco tiempo a este tema y, rápidamente, pasan a hablar de Apple (¿maletines?). En lo poco que charlan sobre el podcasting dejan un par de impresiones que me interesan, pero retomaré un poco más tarde. Antes, vamos a lo importante. ¿Qué es Podium Podcast? Bueno, ellos lo definen como “una red de contenidos sonoros para mantenerte informado, para entretenerte, para apasionarte, para hacerte pensar”. Empieza bien.

Básicamente, una red de podcast amparada bajo la enorme experiencia del grupo Prisa, propietarios de la emisora de radio líder de España, y su importante infraestructura. Se preguntaba Rafa Osuna, uno de los pioneros del podcasting en este país, en su blog si Podium iba a ser un revulsivo para el sector aquí. He encontrado pocos datos al respecto de la situación del podcasting en España y de los pocos que hay, son de 2008, hace eones. Según la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), el 18’9% de los encuestados en su estudio de 2009 (realizado el año anterior) descargaba “programas de radio para oír después”. No tenemos datos de la era post-Zapatero.

Al respecto del lanzamiento, en palabras del propio Osuna, Podium Podcast “tiene de todo y por lo general, parecen contenidos muy currados e interesantes. A destacar ‘Le llamaban padre’, un trabajo de periodismo e investigación muy, muy interesante”. Habrá que escucharlo para juzgar. Personalmente lo poco que he oído me ha gustado sobremanera. Un poco por encima Aviario, de Mario Tascón y ‘El Gran Apagón’, una radio novela muy interesante, guionizada por José A. Pérez Ledo (@mimesacojea).

podcast-slide1

Sin llegar a escuchar la recomendación de Rafa Osuna (pero con ella en mente para cuando acabe de escribir el presente post), me recuerda a Serial, el multimillonario podcast estadounidense de la periodista Sarah Koening en el que investiga casos policiales reales. Su galardonada primera temporada se centró en el asesinato de la joven de 17 años Hae Min Lee el 13 de enero de 1999 a manos de su exnovio, el cual cumple condena desde entonces. Serial es un referente en el mundo del podcasting por su presupuesto, dedicación y calidad. Algo que no extraña nada viniendo de Estados Unidos. Algunas estrellas de este mundillo han llegado a atraer la atención de Barack Obama para ser entrevistados en los garajes donde tienen su estudio montado. Algo impensable, por muchos motivos, para el sector español.

Tampoco hay que irse muy, muy lejos. El conocido Todopoderosos, también atrae a figuras conocidas del panorama español y trata sobre temas frikis con una pátina de humor y gafapastismo. Un ejemplo de gran éxito y que consigue arrastrar masas al edificio de la Fundación Telefónica para ver en directo cómo graban cada programa. Eso nos lleva a preguntarnos, ¿quién le paga los taxis a Rodrigo Cortés? Porque los temas de índole monetarias son importantes.

Arrancaba el post hablando del podcast de Angel Jiménez porque dan algunas claves para entender por qué en España no se consiguen monetizar los podcasts hasta el punto de vivir de ello. El mercado no está maduro, las estadísticas son bastante opacas, tan solo unos pocos se encuentran en una buena posición para conseguir publicidad suficiente y vivir de ello. ¡Si es que hay alguno! Algo que difiere algo de Estados Unidos donde si se consiguen mayores presupuestos en base a la publicidad, al menos según nos dijeron en el taller de podcast de iRedes.

podcast-mic-setup

Siempre que se habla de estos temas me viene a la cabeza el ejemplo del Podcast Reload de AnaitGames, que se financia a base de donaciones voluntarias de sus patreons con ciertos privilegios para los contribuyentes. Fran (@pinjed), jefe de noticias y adiestrador de monos del portal, cree que la gente “paga sobre todo por la web, porque es un trabajo diario y constante. El podcast podría entenderse como una ampliación algo más personal y visceral (por improvisada) de lo que escribimos, aunque también tiene sentido como cosa autónoma”.

Sobre el Patreon, afirma que se trató de la única manera de sacar adelante AnaitGames y Reload. “El plan B era enterrarlos” comenta al respecto. Las razones principales que obligaron a lanzarse a este salto de fe fueron la falta de un tráfico o ingresos publicitarios suficientes como para sostener los gastos. Una de las características del sistema empleado por AnaitGames es el de recompensas de distintas clases que reciben los micromecenas. Desde acceso anticipado (dos días antes) al podcast, sorteos de juegos y demás mandangas, hasta algunos programas extras. “Las recompensas se pensaron más como un agradecimiento que como un reclamo, fueron la mayoría idea de Pep (@pepsanchez) y sobre todo de Xavi (@xavirobles), que es el más Don Draper de los cuatro” dice @pinjed sobre las bonificaciones a los contribuyentes. Aunque se encuentran en proceso de revisión, seguramente conozcamos más cuando termine esta séptima temporada de Reload Podcast. El Patreon es, en definitiva, un grito de ayuda, si gustaba lo que hacían, tenían que ayudar, de lo contrario se iban a vivir de otras cosas. “Alguien lo entendió como un chantaje, pero fue una propuesta completamente honesta”, concluye Fran.

Volviendo al tema de Podium, tan solo una cosa me ha fastidiado bastante del desembarco de Prisa Radio en este mundillo. Que tampoco es un desembarco, dicho sea, sus programas de La SER se encuentran en las primeras posiciones de los rankings de iTunes, uno de los referentes de los podcasts. Ya sabéis a lo que me refiero. Lo que no me ha gustado es la forma en la que han entrado. Con esa declaración asertiva de ser “la primera red global de podcasts en español”. Llegan tarde (¿una década?) y entran sin mirar lo que hay. Como un elefante en una cacharrería. Hay que tener en cuenta que la primera búsqueda de oyentes debería ir entre los ya familiarizados con el podcasts. Tanto creadores, como escuchadores.

Así pues, se nos presenta un futuro esperanzador, como ya comentaba Rafa Osuna. A ver si gracias a esto puede empezar a despegar el sector del podcast en España más de una década después de sus primeros pasos. Como siempre digo, el problema y la solución a los mismos del periodismo es el dinero. Si hubiese a espuertas, no tendríamos problemas tan gordos. Ojalá empiece a llegar pronto, porque hay mucho talento detrás del micrófono en este país.