Abría @jlori el VI Congreso Iberoamericano de Redes Sociales en Burgos diciendo que iRedes ha creado una pequeña familia y que eso es lo mejor que puede decir un evento sobre redes sociales. Toda la razón para el profesor Orihuela. Con el paso de las ediciones, iRedes no solo se ha convertido en una referencia, también ha conseguido crear una fuerte comunidad y, al final, todos los que han asistido a alguno acaban repitiendo.

iRedes no se puede separar de Burgos. Tratar de llevar este congreso a otra ciudad más grande podría ser un error mortal del todo. Un evento de estas características le viene genial a una ciudad tan manejable como Burgos. Con el Fórum de la Evolución como centro neurálgico y distribuyéndose hacia la Catedral y las callejas que forman el casco histórico de la capital. A medio camino de casi todas partes, este evento puede recoger una buena cantidad de gente de Madrid, Castilla y León y la cornisa cantábrica. iRedes es Burgos y Burgos es iRedes, un binomio inseparable.

IMG_20160303_200149

OMG! ¡TODOPODEROS EN DIRECTO!

Llevo años diciendo que se trata de uno de los mejores eventos de Social Media que hay en estos momentos en España. No solo por las charlas, siempre intentando adelantar las tendencias del año en curso, también por la notoriedad de los ponentes y, sobre todo, por lo que rodea al evento. Las comidas y cenas en el primer piso, las cervezas (o copas, para el que guste) en ‘La Pécora’ para cerrar la noche, los entretiempos en el ‘Pecaditos’ de enfrente… iRedes está en forma y lo demuestra año tras año.

No todo va a ser dorarle la píldora a Txema Valenzuela, Leandro Pérez o José Luis Orihuela (sin olvidar a Miriam Erviti o Cristina Pérez en la importante parte de comunicación). Este año le he notado un tanto anquilosado. Como ya he dicho, una de las virtudes que ha tenido este evento desde un principio ha sido la capacidad de anticipación, desgraciadamente este año no ha sido el caso. Desde la butaca de espectador (sin conocer los entresijos entre bambalinas) me han faltado dos de los temas que más van a dar que hablar en los próximos meses (y años) y centrar un par de mesas en ellas le hubieran insuflado ese componente de innovación y premonición que tanto me gusta del iRedes. Hablo de Snapchat (la red que lo está petando ahora mismo) y de la realidad virtual, una de las tendencias de los próximos años. Tal vez en la VII edición ya sea un poco tarde, pero serán bienvenidos, por supuesto.

IMG_20160303_105831

Las botellas para dejar mensajes en papel a los asistentes, un magnífico acierto.

Entre las intervenciones que más me han gustado están el taller de Millán Berzosa sobre Google News Lab, la conversación entre Carlos Langa y Quique Peinado, el taller de podcasting al que acudí o la charla de clausura entre Manuel Jabois, Arturo Pérez-Reverte y Antonio Lucas. En referencia a los talleres, me siguen pareciendo una de las cosas más interesantes que oferta iRedes a sus asistentes. Cuatro talleres diferentes pensados para que cada congresista pueda aprender de profesionales. En el caso del de podcasting, tuvimos una charla de Luis Quevedo sobre el panorama (sobre todo internacional) de podcasting, seguido de un directo de ‘Supermedianías‘, uno de los podcasts de referencia en la ciudad y provincia de Burgos (con permiso de ‘Del sofá a la cocina‘). Un taller muy bien parido, qué queréis que os diga.

Las bases están puestas. De hecho, están muy bien asentadas. A partir de aquí (y mira que hay camino recorrido), todo es hacia arriba. Un poquito más de visión de futuro y una pizca de innovación es lo único necesario para seguir siendo el mejor evento sobre redes sociales que te puedes encontrar en la piel de toro. ¡Ah! Que no me olvide. La idea de las botellas para dejar mensajes a los asistentes, junto al listado de todos los que por allí andábamos. Original y útil. ¡Bravo! Por mi parte solo me queda decir ¡larga vida a #iRedes!