Llevo muchos años comprando por Internet. He comprado todo tipo de cosas, desde billetes de avión o ropa hasta artículos de electrónica. En esta última categoría, también hay rangos de precios distintos. De chorradas en DealExtreme de 3€ a un ordenador de 500€ en FNAC.es. Distintas empresas, pero ningún problema grave. Hasta mi última compra. El 25 de septiembre decidí comprar el Nexus 4 de Google fabricado por LG. La empresa de Mountain View ha vendido todo el stock y, por ello, tuve que rastrear la Red en busca del aparato. Google decidió bajar el…