La campaña de Amstel Radler #pentatrillones ha sido movidita. Yo participé, pero no conocía los oscuros secretos que escondían. Esta es mi versión de a historia y cómo me dijeron, de manera solapada, que soy un influencer de tercera.