Si hablamos de rascacielos la mente nos lleva irremediablemente a Nueva York y los planos de Manhattan que tantas veces hemos visto en los cines. También nos puede venir la imagen de otras ciudades estadounidenses como Chicago o Los Ángeles. En los últimos tiempos, la palabra “skyline” hace referencia a los países árabes o de Extremo Oriente. Un rascacielos es un símbolo de poderío, generalmente económico. Grandes empresas tienen sus edificios identificativos. Todos podemos reconocer el edificio de la Chrysler en la Gran Manzana o las Torres Kio de Bankia en Madrid. Una construcción descomunal…