Getxo es un municipio costero de Bizkaia. Se encuentra a unos 10 kilómetros de Bilbao, bajando la Ría. Es ahí, en el Abra, donde desemboca el Nervión-Ibaizabal. A pesar de llevar unos cuantos siglos ahí, fue a partir del siglo XIX cuando los ricos industriales de Bilbao empezaron a asentarse por la zona. Aún así, cuenta con muchos rincones para visitar. Es un municipio de servicios que busca el turismo y dar una imagen diferente a la de Bilbao, pero aprovechar su cercanía. En los últimos años, con la construcción de un muelle para cruceros (y la previsión de otro más para 2014) se han acercado muchos turistas a la zona. Estos son siete de esos lugares que se pueden visitar en mi pueblo.

La Galea

Vista del paseo de La Galea.

Foto de joserrai (CC)

El paseo de La Galea es impresionante. Bordea el campo de golf y el camino tiene bastantes curvas porque se asienta sobre los acantilados.  Las vistas son increíbles y desde el adoquinado se puede divisar perfectamente Sopelana o Castro Urdiales, en Cantabria, y algunos pueblos de alrededor, además del mar y las playas. Cuenta con varios estaciones de vigilancia y defensa marítima de la Guerra Civil en el camino. Si bien la más visible es la que está pasado Azkorri, en el camino que une esa playa son La Salvaje.

Antes de llegar a los acantilados, tenemos un pequeño fuerte del siglo XVIII también conocido como Castillo del Príncipe. Es la mejor muestra de arquitectura militar de esa época en Bizkaia. Aunque sufre un gran deterioro y está cerrado al público general, siempre se puede encontrar alguna grieta en el muro y saltar por ahí. La verdad es que las vistas son muy buenas.

Arrigunaga

Vista de la playa de Arrigunaga y sus alrededores.

Foto de Conson (CC).

Se dice que esta es la playa más cercana al metro de la provincia. Es posible que sea así. Muchos la conocen con el nombre de la playa de Bidezabal. Y eso enerva a muchos algorteños, porque su nombre real es el de Arrigunaga. Al margen de la playa, que está muy bien y es tranquila, hay que destacar la zona. No solo el skate-park muy utilizado y vistoso, se encuentra dentro de las ruinas de un viejo fuerte, también las campas de alrededor. Es habitual, cuando llega el buen tiempo, encontrarse a muchos niños jugando en las campas y a sus padres en los soportales de alrededor.

Una serie de bares han ido abriendo cerca de la playa y se ha convertido, rápidamente, en un sitio con un buen ambiente para ir a tomar unas cervezas. Cuando el sol empieza a bajar y puedes ver cómo se oculta en el horizonte, tras los molinos de viento del puerto, merece la pena el camino. Han abierto una crepería  recientemente y dan hasta diez bolas de helado como máximo. Aunque esa no es la única razón para ir. Siempre se está a gusto en esta zona. Las vistas son muy bonitas, porque se encuentra enclavada entre acantilados.

Puente Colgante

Foto de Timtregenza (CC).

Foto de Timtregenza (CC).

Es el único patrimonio de la Humanidad que hay en Euskadi. Se trata del puente transbordador más antiguo del mundo y el único que sigue en funcionamiento hoy día. Se construyó en el siglo XIX por parte de arquitectos vascos y franceses. Habitualmente, se utiliza como medio de transporte entre ambas márgenes. La barquilla admite hasta nueve coches y unos cien viandantes. Yo lo utilizo casi a diario para ir a trabajar. También existe la posibilidad de cruzarlo por la pasarela superior, a unos 60 metros de altura.

No es raro encontrar autobuses de turistas que aparcan en una margen para que los visitantes pueden cruzar y sacar fotos al puente. Es una referencia en el entorno del Gran Bilbao. Es el último paso entre las dos márgenes antes de llegar a la desembocadura. Existe la opción de cruzar en un gasolino, por si te apetece variar tras el uso del puente. Una visita obligada si vienes a Getxo.

Zugatzarte

Vista del paseo de Zugatzarte por el Abra.

Foto de Falstaf (CC).

Entre Las Arenas y la playa de Ereaga hay un bonito paseo junto al mar en el que se pueden observar las grandes villas de los industriales adinerados que se instalaron allí a finales del siglo XIX. La gran mayoría construidas por el arquitecto Manuel María Smith, responsable, entre otras cosas, de la primera tribuna de San Mames. Grandes casonas junto al Club Marítimo y la desembocadura de la Ría.

A lo largo de todo el paseo hay situados distintos paneles informativos sobre las casas, su construcción, sus características y curiosidades. Un paseo agradable que se puede hacer a pie o en bicicleta. El Ayuntamiento de Getxo tiene una serie de puntos donde poder coger una bici y realizar el paseo por el bidegorri que hay desde el Puerto Viejo hasta el Puente Colgante.

Puerto Viejo

Vista del Puerto Viejo de Algorta desde el Murallón.

Foto de Pikaple (CC).

La parte antigua de Algorta es el Puerto Viejo. Las antiguas casas de los pescadores se mantienen con el color blanco dado por la cal. Antiguamente era donde vivían los arrantzales y desde donde salían a faenar. Hoy en día es un lugar pintoresco y una de las bazas turísticas más importantes de Getxo. Mezcla tradición y modernidad y cuenta con un buen surtido de locales donde refrescarse y tomarse un refrigerio en el corazón de esta parte de Getxo.

La pequeña playa, las escaleras, la placita y la subida de Aretxondo hasta Algorta son los puntos de paso para aquellos que lleguen desde Ereaga al pequeño puerto. Sus fiestas son muy reconocidas por los lugareños. Realizan algunas actividades típicas como las alzadas, la sokamuturra o la cucaña. Aunque también tiene que ver que por la noche las cuestas se llenan de gente y hay un gran ambiente para estar de fiesta hasta el amanecer. Además, aquí se descubrió el kalimotxoO eso dicen.

Usategi

Foto del bar Usategi.

Foto del bar Usategi.

Si subimos por las laderas de la montaña que acoge al Puerto Viejo, podemos llegar hasta el parque de Usategi. Se trata de uno de los puntos de reunión más utilizado por los getxotarras. A pesar de utilizarse en muchas ocasiones para beber o fumar, muchos jóvenes van a pacer al sol o pasar la tarde-noche en un lugar tranquilo. Las vistas son impresionantes y se puede observar toda la infraestructura del súperpuerto de Santurtzi e, incluso, la localidad cántabra de Castro-Urdiales.

El parque tiene, además, un restaurante-cafetería en la parte más baja donde se puede disfrutar de sus pintxos o platos junto con una refrescante cerveza o un café con leche calentito (para el invierno). Desde el Usategi se puede ver todo Algorta, incluyendo el Puerto Viejo, y gran parte de la margen izquierda. Las vistas son muy gratas.

Avenida Basagoiti

 

Foto de acastanon.viciola.

Foto de acastanon.viciola.

La Avenida Basagoiti es una de las columnas vertebrales de Algorta. Esta avenida peatonal cruza casi todo el barrio de Algorta y une varias plazas en su transcurso. En su parte más residencial, desde su inicio hasta el Casino, se puede disfrutar de un agradable paseo entre árboles. Tranquilidad y sosiego que dan paso al ajetreo y la actividad que hay en su otra vertiente, la parte comercial. Repleta de comercios y bares, la avenida es uno de los puntos de paso obligado.

Alguno de los bares más destacados de Algorta se encuentran en esta travesía. Satistegi, Alvarito’s, Boga, Sustrai, Burdinola, Ereatxu… Si contamos la plaza de San Nicolás como parte de la Avenida (la cruza por uno de sus laterales), también podemos destacar los bares y las terrazas que hay ahí. ahora se encuentra en obras por la construcción del nuevo teatro, pero cuando terminen y se abra del todo, la Avenida Basagoiti volverá a tener el trasiego de otras épocas.