Esta entrevista se la realicé a Jose para un trabajo de clase. Las especificaciones del trabajo requerían no más de 2500 caracteres y así hice, pero la charla que tuve con @mimesacojea excedía los 12000, por lo que he decidido publicarla entera. El tema sobre el que versaba la entrevista y es la columna vertebral de la misma es su último proyecto ‘Escépticos’, que se estrenó en ETB2 el día de Año Nuevo con un 8,8% de share, por encima de la media de la cadena, y que ahora mismo se haya en fase de preproducción. La entrevista no está modificada, por lo que son declaraciones textuales, lo digo por temas de reiteración de palabras, vamos, que es un copy-paste de la transcripción que hice. Cuando me den las correcciones es posible que publique en lo que quedó todo esto. Disfrutadla.

  • ¿Cree que ‘Escépticos’ ha tenido buena acogida?
  • Sí, hemos estado por encima de la media de la cadena de espectadores, en Internet ha tenido 87.000 espectadores, por ahora y en Eitb.com también bastantes. Probablemente habrá sido el más visto de la historia de la cadena. Y las críticas, tanto de los científicos que salían, como los que no salían, pero van a salir en próximos programas has sido muy positiva.
  • ¿Piensa que en ETB están contentos con el resultado?
  • Tienen que estarlo porque han pedido doce más, así que entiendo que sí.
  • ¿Cuál cree que fue el éxito del piloto: la elección del tema o el formato?
  • El formato en sí y sobre todo el presentador. Creo que en el momento en el que está ETB necesita caras nuevas y Gámez es una cara nueva excepcional para este tipo de formatos, de hecho creo que es el único que podría presentar algo así por aquí. Respecto a los temas, no creo que el primero sea especialmente jugoso, igual lo parece porque no se conocen cuáles van a ser los siguentes, solo diré que el capítulo dos es sobre Dios, que es más jugoso que si llegamos o no a la Luna, cada tema tiene su aquel.
  • ¿Por qué Gámez?
  • No es que yo haya elegido a Gámez para hacer ‘Escépticos’. Yo conocí a Luis Alfonso, cuando estaba haciendo Ciudad K, y cuando lo conocí, pensé que quería hacer un formato adaptado a él, entonces leí su blog, quedé varias veces para conocerle y desarrollé el proyecto de ‘Escépticos’ ya para él. De hecho, yo llevé el programa a la productora, ya con Gámez de presentador antes de que él supiera nada de su existencia y solo cuando la productora dijo que me avalaba, que lo iba a presentar a las cadenas, que por cierto, no era ETB la primera opción, fue cuando yo le dije a Gámez: “he hecho un programa para ti”.
  • ¿Ha habido mucho cambio respecto a ‘Ciudad K’?
  • Sí, completamente. No es ni parecido grabar ficción a grabar documental. En ficción el grueso del trabajo lo haces antes y durante, en la preproducción, con ensayo, vestuarios, localización, etc, y con la grabación, puesta en escena con actores, mientras que en documental lo haces todo a posteriori. Escribir un documental es una labor que haces antes de grabar, pero en muy buena parte después de grabar, cuando tienes todo el material es cuando lo escribes. Y el montaje ha sido una labor titánica.
  • ¿Qué tal la experiencia de escribir en un diario toda la experiencia del rodaje?
  • Muy bien, ETB estaba muy contento, me dijeron la frase literalmente “es un lujo poder seguir la grabación de un programa día a día”. En cambio Televisión Española me pidió que parara de escribir el diario de ‘Ciudad K’. En su día lo toleré, pero ahora mismo, que tengo más experiencia, no toleraría que una tele me diga lo qué puedo o no puedo publicar, más allá de las cosas que el contrato te impide decir, pero claro, el día a día de una grabación, no hay ningún motivo para no contarlo.
  • ¿Por qué televisiones públicas?
  • Porque yo hago un estilo de televisión que solo tiene cabida en televisiones públicas. ‘Ciudad K’ es un encargo de La 2 y ‘Escépticos’ es un proyecto propio, pero solo tenía sentido en La 2 que es para la cual lo escribí o en alguna pública. Esto llevarlo a Telecinco o a Antena 3 sería volarte la cabeza.

    Imagen de 20minutos.es

  • ¿Busca provocación con el programa?
  • No pretende haber provocación en ‘Escépticos’, pretende haber reflexión y pensamiento crítico. Habrá gente que se sienta incómoda en los capítulos que vienen cuando hablemos de religión, de ondas electromagnéticas o terapias alternativas, pero no pretende provocar. Pretende explicar qué hay de ciencia en eso y qué hay de charlatanería, que la hay.
  • ¿El humor ayuda a asimilar los contenidos del programa?
  • Tiene un toque de humor, está escrito y montado todo para que haya un tono de humor, pero no es un programa de humor. Hay varias claves que fomentan ese tono que tiene. La música es una de ellas, la forma un poco dinámica y joven, que era una de las ideas, que no diera miedo un programa de ciencia, que no lo parezca , y luego algún comentario irónico que suelta Gámez y un poco el vacile que tenemos con los niños y los universitarios.
  • ¿Ha leído las críticas?
  • Las leído todas, de hecho pido críticas siempre. En ‘Ciudad K’ yo colgué el piloto, con el consiguiente enfado de Televisión Española, pedí críticas y luego hice un extracto de las diez principales, las publiqué y lo mismo con ‘Escépticos’, lo colgué en Internet, la gente mandó críticas e igual que con ‘Ciudad K’ publiqué un post al respecto, comprometiéndome a mejorar lo que pueda. Creo que es algo que en la televisión, los directores jóvenes vamos a empezar a hacer, no tiene sentido, teniendo a la gente tan cerca, no preguntarles qué les parece, a ver si les gusta y hacerte eco.
  • ¿Cuál cree que es la convergencia entre televisión e Internet?
  • En mi caso muchísima, porque todo lo que yo hago funciona muy bien en la Red, pero creo que por ahora muy poca, son dos espectadores completamente distintos.
  • ¿Y las redes sociales están alejadas de lo que pasa en televisión?
  • No, simplemente es que los líderes de Twitter, los más seguidos y los que más prestigio tienen, pues es gente de un perfil determinado, que no es el perfil de gente que ve la televisión, ni mucho menos. Con lo cual se general Trending Topics que no tienen que ver nada con la realidad social, ni política española. Recuerdo uno, montado por @guerraeterna, era batasuna requisitos, chistes sobre los requisitos que tiene que cumplir Batasuna para que les legalicen, claro la opinión mayoritaria de España es que no quiere la legalización de Batasuna, sin embargo, en Twitter estaba ese run run, con que les iban a pedir cualquier locura, eso es un ejemplo. ¿Crees que España se ha enterado de quién es Vigalondo? Sin embargo en Internet ha sido un revuelo de cojones.

    Imagen de pluralia.com

  • En su opinión, ¿cuál es el nivel de la televisión en España?
  • Muy bajo, inmensamente bajo. Creo que hay muy buenos programas y creo que hay unos profesionales acojonantes, de hecho técnicamente la televisión española es increíblemente buena, pero las cadenas no se atreven a programar con calidad, ni con responsabilidad, ni con nada.
  • ¿Y qué le lleva a hacer televisión?
  • Cuando era guionista le tenía mucho asco a la tele, hasta que me dejaron hacer ‘Ciudad K’ y ahora mismo me dan mucha libertad para hacer lo que yo quiero, con unos plazos sensatos y tengo la garantía de exhibición, cosa que no tiene, por ejemplo, el cine. Salir en la tele es una ventana inmensamente poderosa.
  • ¿Qué vocación tiene ‘Escépticos’?
  • Es un programa construido para prime time y nuestra idea es llegar al mayor público posible con temas llamativos.
  • ¿Habrá más experimentos?
  • No, no va a haber apenas experimentos, porque muchos de los programas van a ser ciencia pura, indemostrable, como por ejemplo la existencia de Dios, el electromagnetismo, la vida extraterrestre… Por lo tanto no va a haber tanto experimento como hubo en el piloto, experimentos de física, así, para niños, como juegos de otro tipo.
  • ¿Cuáles son los referentes que tiene el programa?
  • El principal referente es el programa que tiene Richard Dawkins en la BBC, ‘Los enemigos de la razón’, que es un programa de divulgación científica para todo el mundo. La única diferencia es que el suyo es serio y con más profundidad y el nuestro es más payaso y más liviano. Pero ese fue el programa que le di a la televisión y les dije que quería hacer eso, pero muchísimo más ligero.
  • ¿ETB les ha puesto alguna traba?
  • Ninguna, ninguna en absoluto. De hecho les presenté doce temas y han comprado los doce, se les planteó hacer la llegada a la Luna como piloto y les pareció muy bien, incluso les ha parecido bien el orden de emisión que les he propuesto.
  • ¿Y respecto a las fuentes?
  • Por ahora el único problema ha sido con la Facultad de Periodismo, que no nos ha dejó grabar y como yo suelo tropezarme dos veces con la misma piedra, esa facultad no saldrá nunca en ‘Escépticos’, saldrán todas las demás, que nos han dicho que sí. De los científicos ninguno ha dicho que no, en el piloto estuvieron todos los que quisieron y para el resto no estamos teniendo ningún problema.
  • ¿Qué otros proyectos tiene?
  • Pues ahora hay una posibilidad de hacer algo para ‘La 2’ en la segunda mitad del año. Pero bueno, hacer un programa de televisión es tan losa, que tiraremos adelante con este hasta verano, hasta julio y luego veremos que hay por ahí.
  • ¿Cómo aguanta el ritmo televisivo de escribir el guión, rodar, montar, etc?
  • Pues es la muerte. Lo que hago es pedir mucho tiempo, el máximo que la cadena pueda, porque, como lo escribo yo todo, necesito muchísimo tiempo para escribir antes de la grabación. Y luego, además, yo monto la mayoría, en ‘Escépticos’ no va a ser posible, porque va a haber dos turnos de montaje, se va a montar 18 horas diarias y supervisaré todo el trabajo. No sé, no durmiendo, trabajamos de lunes a sábado, solo descansamos un día.
  • Imagen de Mi Mesa Cojea

  • Con el debate sobre la telebasura, ¿es el momento idóneo para un programa como ‘Escépticos?
  • Creo que programas como ‘Escépticos’ deberían de hacerse siempre. Programas que sean mínimamente divulgativos, sea de ciencia, de política, de sociedad o de periodismo, deberían hacer siempre las cadenas de televisión. En Euskadi por ejemplo sí es un buen momento para hacer estos programas. Primero porque acaba de nacer la ‘Cátedra de Cultura Científica’ que la dirige Iñako Pérez, que va un poco en la misma línea, segundo por la política del Gobierno Vasco de promover vocaciones científicas y tercero, porque se está cuestionando sobre el modelo de televisiones públicas, si hay que privatizarlas o no. La única salvación de esas televisiones es hacer una televisión responsable y que sea un modelo muy distinto de las privadas, como le está pasando a La 2. Nadie va a cuestionar si La 2 va a ser privatizada porque está haciendo algo que solo hace La 2, no hay una alternativa y desde luego no podría ser privada.
  • ¿Cómo se inspira?
  • Para elegir temas, en los 13 capítulos de ‘Escépticos’ he cogido los trece temas pseudo-científicos más populares que hay en la calle: la religión, por ejemplo, es el tema por excelencia, la Luna, pero también hay homeopatía, todo el tema de la industria farmacéutica, el electromagnetismo, el WiFi, estas cosas que son muy populares. Al final cogí una lista de temas de los que la gente ha oído hablar, todo el mundo ha oído que los teléfonos dan cáncer y todo el mundo ha oído hablar de Dios. Y a partir de ahí, voy haciendo poco a poco, primero cojo una idea muy pequeñita, luego con Gámez la voy ampliando, busco documentació y anécdotas, de estas me quedo con las que se puedan ilustrar visualmente, las que sean de hablar una voz en off sobre planos de Bilbao, todo eso fuera, solo las que pueda ilustrar con fotos, películas, ilustraciones e ir construyendo el guión. Y a partir de ahí ir construyéndolo como si fuera una ficción, que es una de las cosas que hace diferente a ‘Escépticos’, que en realidad es un guión de ficción, aunque haya entrevistas dentro, todo el periplo que recorre Gámez desde que empieza hasta que acaba es un guión de ficción.
  • Después de todo lo que han pasado haciendo el piloto, ¿merece la pena?
  • Hombre sí, por supuesto, a mi me encanta hacer televisión, así. Así me encanta hacer televisión, cuando acabas un programa y ves el resultado, que ha quedado guay, que tú estás contento, es de puta madre tener algo. Y sobre todo, este dato es importante, lo hago con amigos. Mi equipo, los que hicimos ‘Ciudad K’ y que ahora hacemos ‘Escépticos’ son amigos míos, gente de la universidad, gente que me he ido encontrando por ahí y que se han ido uniendo al grupo. Estar seis meses trabajando con tus colegas y luego hacer piezas que a la gente le gusta, aunque hayas dormido poco, no te quejes.