Hoy voy a  escribir una entrada reivindicativa. Pero la reivindicación no va a ser la de siempre, esta vez no va de software libre, aunque ya vendrá, no os preocupéis, que está al caer, de meitnras podéis pinchar en el icono que se encuentra en la barra lateral, así ya tenemos un pequeño aperitivo para cuando hable de ello. El tema de hoy es la versión original subtitulada de los productos audiovisuales (porque en radio los subtítulos son un pelín complicados). Ya escribí un artículo de este estilo en la pequeña tribuna que me dió El Correo en el mes de enero, pero ahora uso el blog para tal fin.

En la televisión analógica actual, creo que sólo La 2 de televisión española emite películas en versión original subtitulada, además, todas las películas emitidas son bastante antiguas, la gran mayoría son en blanco y negro. Entiendo el reparo de los grandes medios de comunicación a emitir productos en su versión original, ello puede provocar la pérdida de audiencia, que se trata de mantenerla. Al menos, la cadena FOX, en España, está empezando a dar capítulos de series de éxito tal y como se emitieron en EE.UU., bueno, tal y como más subtítulos, que si no mucha gente se pierde. Esta emisión se produce a altas horas de la madrugada y por tanto no hay mucho público por la labor de ponerse a ver series en V.O.S.E.

Mi primera experiencia con los productos originales fue con la segunda temporada de Perdidos, a partir de aquel momento Lost. Esta es una serie que me ha marcado y seguramente sea la mejor que he visto y veré en mi vida, todavía es pronto para decirlo, pero me parece tan buena y tan propia, que no creo que nunca pueda llegar a superarla, espero que si hay alguna que lo consiga este blog siga abierto y pueda plasmarlo. Pues eso, que empecé a ver Perdidos en TVE y al acabar la primera temporada me dijeron que la segunda estaba emitiéndose en Estados Unidos y un amigo me dejó un DVD con los capítulos subtitulados de esa temporada. Desde entonces veo Lost en versión original y aunque no me disguste la versión doblada (hay algunas series que no las soporto dobladas), la prefiero ver en V.O.

Según dicen, la TDT va a disponer de la ventaja de cambiar de español a inglés (en la mayoría de los casos) y poner los subtítulos. Si es así, bienvenido sea, porque en el caso de alguna serie o película, un mal doblaje puede destrozarte todo. O no solo un mal doblaje, si no un cambio en la voz de uno de los personajes, por cualquier razón. Para mi, el caso más sangrante es el de CSI: Las Vegas, el doblaje del policía y de la ex-stripper (que no recuerdo sus nombres). Cambiaron los actores de doblaje vete a saber porqué y ahora ya no puedo ver son normalidad la serie, hay algo que me molesta. Dicen que en el caso de la última película de Clint Eastwood, Gran Torino, el doblaje de los chicos asiáticos es de escándalo y puede arruinarte la película. No la he visto, pero habiendo oído eso, si veo Gran Torino, lo haré en versión original.

Además, la “lucha contra la piratería” cerró hace tiempo una página de subtítulos (Wikisubtitles.net) por atentar contra los derechos de autor de las obras cinematográficas. Cosa que es cierta, los diálogos atentan contra los derechos de autor, pero ¿qué podemos hacer? Si yo quiero ver una película en su versión original y en mi ciudad no existen cines que las emitan, ¿qué demonios hago?, me cojo un autobús y me voy 200 kilómetros a buscar un cine en el que las exiban? He de decir que vivo cerca de Bilbao, que es una ciudad grande e “importante”, no es Madrid o Barcelona, pero que no haya cines que den películas en V.O. me parece escandaloso. Así que si descargo una película en V.O. y le pongo unos subtítulos porque no quiero ir a verla doblada y no tengo opción de verla legalemente tal y como yo quiero, soy un delincuente, ¿no? Seguramente si, pero estoy en mi derecho de ver una película como a mi más me satisfaga y si no puedo hacerlo legalmente, tendré que apañármelas. Así que lo siento por los señores que pierden dinero por mi culpa (o que dejan de ganarlo), pero yo seguiré descargando tanto series como películas para poderlas ver tal como se concibieron con la única ayuda de unos subtítulos. Aprovecho para agradecer la gran labor que realiza la gente que se dedica a subtitular y lo hace sin ánimo de lucro, sólo para compartir.

Por cierto, aprovecho para decir que la profesión de doblador (de películas, no de vigas como Bender) me merece todo el respeto del mundo y que muchas veces la culpa no es de los dobladores, si no del director de doblaje o simplemente no hay voces que peguen lo suficiente con su personaje. Eso sí, odio los acentos en las películas, eso si que quita toda la gracia a la película. Por ejemplo en la última de James Bond, Quantum of Solace, se lucieron con el doblaje de Olga Kurylenko, era horrible. Pero a pesar de todo respeto el trabajo que hacen los dobladores profesionales, no los actores que se dedican a doblar (malamente) personajes infantiles, a excepción de Anabel Alonso con Dori de Buscando a Nemo, que me pareció genial.

Así que nada, un saludo a todos y para terminar os dejo con un video “radical” anti González Sinde, la nueva Ministra de Cultura. El video lo he encontrado en Pillate un Linux.