Recuerdo que un profesor de la universidad me dijo que “si la ciencia ficción está bien hecha sabe tratar los temas controvertidos”. Es el caso de ‘The Red Strings Club‘, un videojuego español con un fondo terriblemente interesante y una forma igualmente fascinante. Se trata de una aventura gráfica desarrollada por el estudio valenciano Deconstructeam y editado por el Monchi de los videojuegos: Devolver Digital. Con una duración de entre tres o cuatro horas, esta aventura nos sumerge en un mundo ciberpunk con muchas reminiscencias a ‘Blade Runner’ para contarnos la historia de un camarero y broker de la información (como él mismo se define), un hacker biónico y un robot de última generación con empatía y dilemas éticos. Todo aderezado con una bonita conspiración por parte de una malvada multinacional. Pinta interesante, ¿eh?

Para empezar, unas de las cosas que más me han gustado de este juego es que no hay manera de fallar. Es más un “elige tu propia aventura” que otra cosa. El final está cerrado y vas a llegar a él de una manera u otra, pero en este caso lo que importa es el viaje. Mediante conversaciones con los personajes vas a poder tocar ciertos palos y ahí se desenvuelve el juego, en las conversaciones de barra de bar. Donovan es el camarero y propietario de The Red Strings Club, el garito que da nombre al videojuego. Es un bar especial porque las copas que sirve se preparan para influir en un estado de ánimo del consumidor. Eso, claro, es cosa del jugador. Dependiendo de la combinación que hagas con el cóctel puedes tratar de provocar euforia o depresión al cliente y tirar la conversación por donde quieras. Una de las ventajas de esta modalidad es que tiene interés repetir una vez te lo has pasado, para saber qué hubiese sucedido si hubieras hecho otra cosa totalmente distinta.

Como empezaba diciendo, la ciencia ficción bien hecha remueve conciencias. En este título los dilemas morales acerca del nuevo producto de la malvada corporación (control mental, básicamente) son una parte muy importante. ¿El fin justifica los medios? (el fin lo justifica todo, Lisa). Todo eso se lleva a cabo con las conversaciones que tendremos con los personajes que pueblan esa ciudad. Básicamente es como leer una novela o ver una película, pero en la que podemos participar tomando las decisiones que creamos oportunas. La primera partida que eché decidí jugar con mis ideas preconcebidas y darle al protagonista mi visión y moral. Tras acabar esa partida, me gustaría saber qué sucedería si me decantase por alguna otra rama, por eso digo que es rejugable y disfrutable.

A eso me gustaría añadir la magnífica banda sonora que tiene. Totalmente ciberpunk con la capacidad para recordar a, precisamente, la película de Riddley Scott que he mencionado antes. Banda sonora disponible que he aprovechado para comprar porque me ha fascinado enormemente.

El juego está disponible en Steam por 14.99€ (aunque ahora mismo tiene una rebaja del 15%) y es muy disfrutable. Especialmente si eres fan del género de las aventuras gráficas, de la estética ciberpunk o de la ciencia ficción en general. Un título para jugarlo del tirón y disfrutarlo en un frío día de lluvia que no apetezca otra cosa que no sea sentarse delante del ordenador a echar una partida.