El otro día andaba revisando el Feedly y me encontré con un post muy interesante sobre la adicción que nos despierta a algunos los videojuegos por turnos. Un turno más y lo dejo. Anda que no habré dicho eso. Comentaban bastantes juegos: desde los clásicos Total War hasta el mítico PC Fútbol (con capturas del 6.0). En un pequeño aparte comentaba algo sobre el Advance Wars, un juego muy entretenido de turnos para la GameBoy Advance, la última evolución de la portátil de Nintendo. El caso es que tras ver unas capturas del juego me dieron ganas de volver a jugar a este juego y lo metí en el emulador de GBA que tengo en el móvil. Todo eso me ha dado que pensar sobre mis juegos favoritos de la Advance. Estos son.

Advance Wars y Advance Wars II

Advance-Wars-3

Como ya os he dicho es el juego que abría el apetito para volver a jugar a esta consola. Los dos títulos de la saga, desarrollada por Intelligent Systems, son una continuación que venía de anteriores generaciones de Nintendo. En este caso estás al mando de las tropas de Orange Star y tienes que defender tu territorio. Mueves y atacas por turnos, sencillo y terriblemente divertido. Cuentas con todo tipo de tropas: infantería, tanques, submarinos, helicópteros, bombarderos… Con todo eso tendrás que hacer frente a la invasión y, por qué no, también invadir tú el territorio enemigo. Dos juegazos.

Mario&Luigi Superstars Saga

mario-luigi-superstar

Los famosos hermanos fontaneros de Nintendo semi-abandonan las plataformas durante este juego para sumergirse en el rol. Un RPG poco clásico, con una importante parte de plataformas, pero que busca contar una historia y hacer vibrar con las batallas por turnos. Sí, estamos ante una mezcla entre el Final Fantasy y un juego más normal de Super Mario. Es uno de los grandes títulos para esta consola, alabado por crítica y público y muy bien llevado.

Golden Sun


De Golden Sun casi que me quedo con el anuncio de televisión que aún guardo en la retina e ilustra esta parte del post. Este videojuego también es rol, un género que funcionaba muy bien en esta pequeña consola. No son necesarios unos gráficos de la leche, ni un sistema de juego intrincado. Con una buena historia y las batallas por turnos clásicas, ya tienes un juegazo. La clásica historia del viaje del héroe que se va liando y acaba salvando al mundo es parte del atractivo de ‘Golden Sun’, que también tiene una secuela para esta misma consola.

Pokemon Rojo Fuego o Pokemon Verde Hoja

pokemon-rojo-fuego

En cuestiones de Pokemon soy de la vieja guardia. A mi me interesan los 151 primeros. Desde Bulbasur a Mew. Nada de esas moderneces de Chicorita… Como mucho el Toguepi que llevaba Misty en la serie. Por lo tanto, Pokemon Rojo Fuego o Verde Hoja me parecen dos juegazos como la copa de un pino. Es un remake del juego original, pero adaptado a una consola más moderna, en color y con mejores prestaciones. Es la historia de un chaval de Pueblo Paleta que quiere convertirse en el mejor entrenador Pokemon de la historia. Empieza con uno básico (Bulbasur, Squirtle o Charmander) y deberá capturar los 151 para completar su Pokedex. Como suele haber truco, para conseguirlos todos había que intercambiar algunos con el cable link (¿este modelo tenía infrarrojos?). ¡Qué tiempos aquellos!

Mario Kart Super Circuit

mario-kart-advance

El clásico juego de carreras de karts con los personajes de Super Mario que tanto ha sido imitado. El último homenaje es el de Angry Birds. Otro de esos juegos a los que me he podido pasar horas. Si bien se nota las limitaciones de la plataforma, el juego funciona bien y mola cantidubi. Los circuitos ya míticos en los que tantas veces hemos corrido pueblan este pequeño gran juego que nos permite disfrutar de la conducción más alocada.