Por si hay alguien que no lo sabe, los ebooks son libros electrónicos, normalmente van en formato pdf, pero eso puede varias. Y desde hace un par de meses están disponibles varios modelos de lectores para que el usuario pueda llevar toda una biblioteca en el pequeño aparato ahí donde esté. Todavía no es común ver esos aparatos en el metro, autobús o cualquier lugar público, no sé si es por la vergüenza del usuario, temor al robo o por la poca gente que lo tiene. Ese es el referente, la gente común, los transportes públicos, si ahí ves muchos ebooks, es que realmente están entre nosotros, por ahora se queda en algo anecdótico.

Kindle de <a href=@alvaroprb de su blog http://savethegeek.es" width="300" height="225" srcset="https://i0.wp.com/blogdebori.com/wp-content/uploads/2010/04/4193145810_c311739c3a_b.jpeg?resize=300%2C225 300w, https://i0.wp.com/blogdebori.com/wp-content/uploads/2010/04/4193145810_c311739c3a_b.jpeg?w=600 600w" sizes="(max-width: 300px) 100vw, 300px" />

Ahora bien, ¿es viable el negocio de los ebooks? Por ahora, y que yo sepa, no existe una gran página de referencia para comprar libros electrónicos en español, una página del estilo de Amazon, pero sólo para España, que conste de libros en versión original, las traducciones, obras de autores españoles, etc, etc. Y es un mercado inexplorado precisamente porque no hay clientes para él. La pregunta entonces es, ¿realmente estamos preparados para la llegada de los ebooks? Si salieras a la calle a preguntar, la mayoría de gente te dirá que prefiere el tácto del papel y no les hace mucha gracia la idea del lector electrónico.

En Estados Unidos parece que el mercado, que ya lleva varios años en pie, se empieza a asentar y convertirse en algo viable. ¿Estamos ante otro caso de retraso tecnológico o es algo más? Se podría decir que la gran mayoría de la población es reacia a las nuevas tecnologías. Esto se sustenta en que una importante parte de la población es “demasiado mayor” para adaptarse a ellas y piensan que es algo de jóvenes, y según estudios gubernamentales, los jóvenes de hoy en día leen menos. Por tanto, ¿saldría rentable iniciar un negocio digital de libros?  Hay que pensar la cantidad de papel que se podría ahorrar con todos esos ejemplares no impresos.

¿El problema de este negocio es el hecho de no existir un producto “físico” que hace que los compradores lo rechacen? En mi opinión, a 2010, las librerías digitales no tienen mucho futuro, esto sólo provocaría una presumible quiebra y el miedo de los posibles emprendedores futuros al que les echa atrás la idea de perder su inversión een un negocio sin futuro. Así que no, no creo que el modelo de ebooks sea un modelo viable a corto plazo, deberá  morir mi generación, que todavía apreciamos la lectura en papel, para que este tipo de libros desaparezca de la faz de la Tierra.

¿Y vosotros qué opináis?, ¿os compraríais/tenéis algún lector de libros electrónicos? Gracias por estar ahí y ya nos vemos en el siguiente post.