Vayacine.com

El que avisa no es traidor, es avisador. Por eso mismo prefiero advertir a los lectores que lo que se van a encontrar a partir de aquí van a ser una serie de spoilers o, como se ha dicho siempre, voy a destrozar la película a quienes no la hayan visto. Y antes de ponerme a ello, quiero dar mi impresión de la misma. Me ha gustado, me ha gustado bastante, se trata de un producto de Spielberg con todo lo que ello conlleva y por tanto mantiene su sello. Es una película de aventuras, sin mucha más idea. Técnicamente es perfecta y la banda sonora cojonuda, como no podía ser menos tratándose del gran John Williams (Star Wars, Indiana Jones, E.T., etc.).

Dicho esto, quiero hablar de las cosas que me han chirriado, más o menos, de la cinta. Como fan de Tintín y lector reciente de sus aventuras, he visto un par de cosillas que no he podido pasar por algo. también soy una persona que cree que las adaptaciones al cine deben de ser un reflejo fiel de lo que sucede en lo que se basa. Los dos casos más claros son ‘Watchmen’ y ‘The Road’, ambos tal y como están (aunque la primera con ligeros cambios, que siempre pueden suceder). He aquí las cosas que me han llamado la atención de ‘Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio’.

  • Mezclan tres cómics en uno, aunque eso ya era sabido. Empiezan con una versión alternativa de ‘El secreto del Unicornio’, para pasar a ‘El cangrejo de las pinzas de oro’ y acabar con ‘El tesoro de Rackham, el Rojo’. En el medio inventan historias y cambian el argumento para alargarlo, lo cual no está mal.
  • Tintín y Haddock no se conocen y por tanto Tintín no compra el Unicornio pensando en su amigo el capitán, si no por ser un aficionado a las maquetas.
  • Me apena que Sakharine sea el malo de la película, en el cómic parece una buena persona y no participa mucho, en cambio en el film es el antagonista principal y ‘malifican’ su personaje.
  • Bianca Catasfiore conoce a Tintín en Syldavia, cuando el reportero buscaba el cetro de Ottokar. Al comienzo de la película, se ve como Tintín ya ha pasado esa aventura, porque aparece un recorte de periódico en su despacho con Milú sujetando el cetro en su boca. Así, cuando aparece Bianca en Marruecos, ella y Tintín deberían de conocerse, pero el periodista parece sorprendido con el apodo de la diva, ‘el ruiseñor de Milán’. Aunque bien podría haber sido ella quien les colase en el palacio.
  • Desaparecen de la historia los hermanos Pájaro, los auténticos malos de la película. Spielberg ha preferido que Sakharine sea el villano, por encima de estos dos hermanos, a la postre los dueños del castillo del Molino, residencia de los antepasados del capitán Haddock.
  • Tintín investiga en busca de una historia. Escribe y publica, algo que parece extraño viendo las historietas.
  • Tintín no sabe pilotar un avión, cuando en aventuras anteriores si que lo hace.
  • El capitán recuerda haber estado en la casa cuando era de su abuelo, en el cómic no tenía ni idea de la relación familiar. Además, Tintín le muestra el castillo a Haddock porque lo conocía de haber estado secuestrado en él.
  • El castillo lo compra el profesor Tornasol con el dinero que gana al vender el submarino tiburón, por eso se queda a vivir allí. En la película no aparece en ningún momento el bueno del profesor.
  • El final de la película es el final de ‘El tesoro de Rackham, el Rojo’, porque encuentran el tesoro en el globo terráqueo de la estatua de San Juan, pero se hará una película nueva que cuente la búsqueda del barco.
  • El caballero de Haddoque no mata en duelo al pirata, como en el cómic y éste tampoco es el poseedor del tesoro, si no que es el Unicornio quien lo porta y Rackham el que quiere hacerse con él. En el cómic el pirata se traslada al barco de Haddoque porque el suyo se hundía y le enseña el tesoro de un galeón español saqueado recientemente.

Y creo que no me dejo nada, al menos eso espero. Es un repaso poco exhaustivo por las diferencias entre el cómic y la película, pero, por suerte, no empaña ninguno de los dos.

Un saludo.