Estoy hasta los cojones del llamado procés catalán. Creo que solo me sale hasta los putos cojones como forma de expresar más mi hastío sobre este tema. En las ultimas semanas todo gira en torno a esto, no hay otra cosa de la que hablar y en la televisión y/o Twitter no encuentras más que informaciones sobre el independentismo catalán y relacionadas. Que si manifestaciones, que si nazis sacando a relucir sus puños americanos por las calles, que si empresas que trasladan sus sedes sociales… Joder, si hasta se han cargado una tradición que se remontaba a más de una década y han quitado Los Simpson a mediodía en Antena 3. Eso es lo que más me molesta de todo esto. ¡Han quitado ‘Los Simpson’ a mediodía! Bueno, los han trasladado a Neox, pero como si los hubiesen matado.

Que si Espejo Público, que si Ferreras, que si Las Mañanas de Cuatro, que si tal, que si cual… Mires donde mires solo encuentras información sobre el desafío soberanista. Y lo pongo en cursiva porque no creo que haya información, más bien espectáculo disfrazado de producto serio (ejem). Toda la actualidad está monopolizada por la situación independentista en Cataluña. Incluso la deportiva. Los puñeteros pitos a Piqué (que sospecho que se la soplan) y demás muestras de patriotismo enfervorecido no dejan ver más allá. Y parece que tampoco interesa que se vea un poco más lejos.

Y todavía queda lo peor. El jueves es el 12 de octubre, el día de la Hispanidad, el día del Pilar y de las Fuerzas Armadas. Algunos diarios ya lo están describiendo como “el día del orgullo español”. ¿Qué significa esto? Más tedio informativo en torno al monotema de las últimas semanas.

Parece como si Trump y Kim Jong-Un ya se llevaran bien o que en Venezuela se han arreglado todos los problemas y han quedado como amigos. La actualidad informativa a esos niveles parece que no interesa. ¿Qué dice usted de Murcia? ¡Si no ha pasado nada! Esos quieren seguir siendo españoles. Es curioso como media ciudad de Murcia está en la calle protestando contra las obras del AVE (por la forma en la que han decidido hacerlas, no por la idea que llegue a la urbe) y en la televisión están dando caña con el corredor mediterráneo de alta velocidad. Firma para tener un tren que vaya de Almería a Barcelona en seis horas, antes de su independencia, claro y que se jodan los murcianos. Aunque claro, como lema mola bastante. De pronto en España no hay más problemas que el catalán. Ya no hay paro, el gasto social se ha incrementado, no existe la corrupción… ¡Tan solo hay catalanes que quieren irse del paraíso español!

Llegados a este punto me importa poco que Cataluña se independice o se quede en España. Lo que quiero es que dejen de hacer especiales por cualquier chorrada. También sería bonito, si no fuera mucho pedir, que los nazis que campan felizmente por nuestras calles dejasen de abrir la cabeza a cualquiera con el que se crucen. Y si nuestros dirigentes (asi, en general) no dejasen tanto que desear sería también de agradecer. Sé que no pido mucho, pero seguro que el hada de los deseos españoles puede lograrlo. Porque hasta Navidad queda mucho (aunque en breve empezarán a poner los adornos correspondientes) y no quiero seguir escuchando y leyendo sobre el puñetero proceso de independencia catalán los próximos dos meses. ¡In, in-de, in-de-pen-den-cia informativa! ¡Ha, has-ta, has-ta-los-cojones!

P.D: “200 canales y siempre la misma bandera”.