Debe ser que soy el experto en Redes Sociales de la familia, por lo que cuando nos juntamos unos cuantos me acaban preguntando al respecto. La pregunta que más me hacen es respecto a la privacidad y la exposición de los menores. Mi respuesta es clara y rotunda, todo depende del usuario y del resto. Porque claro una de los principales defectos de las redes sociales son el uso que otros hacen de ellas. Quien no tiene educación en el mundo 1.o, difícilmente la va a tener en la Web, por lo que el mayor problema, al menos que yo veo, es el uso que otros hacen de ti/contigo en Internet.

Ayer me topé con este post en Baquia que hablaba de la investigación de los perfiles en Redes Sociales de los futuros empleados y que en Alemania están a punto de crear una ley para prohibir esto mismo. Me parece una soberana tontería, por dos motivos fundamentales. El primero creo que lo decía Dolors Reig (@dreig) en #smcant, si un empleador no acepta que su trabajador salga de fiesta y se divierta quizás no te interesa que sea tu empleador. Y en segundo lugar, algunos perfiles son pequeños currículums en si mismo. Yo sin ir más lejos pongo mi cuenta de Twitter como referencia importante a la hora de optar a un trabajo, por diversos motivos, entre ellos una bio que me describe a la perfección y que es algo importante en mi día a día y, aunque lo rebaje considerablemente por motivos laborales, la empresa que me contrate va a tener que vivir con ello. Por eso me parece una tontería prohibir la consulta de perfiles personales en entrevistas de trabajo.

En el #smcant, durante la comida de fin de curso con Gaby Castellanos (@gabycastellanos) comentó que España es una potencia mundial en el uso de redes sociales, sólo por detrás de Estados Unidos y que ahora estamos empezando a creérnoslo. Que países como Alemania, Francia o Reino Unido están por detrás de España en utilización, supongo que profesional, de estas herramientas, lo cual no me extraña tanto viendo la intención del gobierno teutón. En mi caso no hay fotos comprometedoras por varios motivos, uno de ellos es porque no las tengo y otro es que si las tuviera no las colgaría. El problema llega cuando, como he dicho antes, alguien las tiene y las cuelga, entonces el problema es de ambos, porque hay gente que no entiende tu círculo de privacidad. En esos casos, las empresas deberían ser permisivas, puesto que todos tenemos derecho a divertirnos (salvo en circunstancias excepcionales).

¿Y tú, qué nivel de privacidad tienes? ¿Qué haces para evitar miradas curiosas? :D