Hace unas semanas se presentó Google presentó su nuevo algoritmo de búsqueda, y en el Grupo EPI, dimos cuenta de ello en nuestras medias (por ejemplo, ‘La opinión de granada‘). Tal como titulamos esa noticia, Google ha decidido premiar las buenas maneras a la hora de posicionar diversos sitios, y, sorprendentemente, los contenidos hechos por usuarios bajan la puntuación. Por otra parte, lo que mejor indexa este algoritmo, al menos hasta donde yo sé, es la originalidad de lo escrito, su calidad y su ortografía, lo que viene siendo un buen texto.

 

NO PUEDES COPIAR (vía cinepalomitas.com)

El caso es que ayer hubo una agria polémica (cuál no lo es) entre mi amigo @Twittboy y @SocialMediaBlaBla, pongo lo de amigo, más que nada, para que se me pueda acusar de imparcialidad si procede. Resulta que el blog Social Bla Bla ha colgado un post de @ArtePresentar sacado del blog de Iván, donde Gonzalo Álvarez había escrito la entrada. Al final del texto aparece el autor (@ArtePresentar) y el enlace a su blog, pero no se ve a @Twittboy por ninguna parte. La trifulca ha venido precisamente de la ausencia del blog de Iván en dicho post, puesto que era una colaboración exclusiva de Gonzalo (@ArtePresentar) en él. ¿Os habéis enterado? Yo sí y la verdad me cuesta ponerme de un lado u otro viendo los argumentos de ambos. Iván (@Twittboy) argumenta que al ser una colaboración exclusiva, debería de citarse la fuente, al menos un enlace, que es lo único que pide. Por el otro, cuando se cita a alguien, se suele obviar el ‘recipiente’. Es decir:

“Un mago nunca llega tarde, ni pronto; llega exactamente cuando se lo propone” – Gandalf

Viendo esa cita de Gandalf, sabemos quién la dice, pero, ¿de dónde la ha sacado? Porque Gandalf sale en cinco libros y tres películas (cinco con las que se ruedan). Siempre se tiende a citar el autor y nunca el contexto. Entonces, ¿qué? Como comentaba el otro día @carballo, al respecto de otra movida de este estilo, aunque distinta, de @fotonazos, “todo se habría arreglado con un poquito de educación”. Sinceramente pienso que el obcecamiento de @SocialBlaBla en negarse en rotundo a poner un enlace les hace perder ‘algo’. No es tan complicado reconocer un error, hasta Esperanza Aguirre se equivoca y no pasa nada. El problema es enrocarse en el fallo y no  reconocerlo.

Todo esto era un rodeo para hablar sobre el contenido. Ahora que vemos que Google Panda castiga los sitios con contenido duplicado, ¿no sería mejor realizar contenido propio y original? ¿No sale más rentable, a la larga, currarte los posts? Mucha gente quiere tener contenido a diario y no le da tiempo a crearlo, por lo que acaba decidiendo coger, citando o no, los textos de otros sitios. Google va a empezar a penalizar estas conductas para evitar que los primeros puestos de las búsquedas aparezcan los que tienen el contenido duplicado y perjudicando al autor del texto.

Es una de las eternas disyuntivas de la blogosfera. ¿Es conveniente copiar los posts (o fusilarlos) solo por tener contenido ‘nuevo’ a diario? Yo me pregunto, entre otras cosas, si esta práctica no ha llegado a su fin con las redes sociales, puesto que como tú has podido encontrar esa entrada tan genial, mucha más gente también . Reconozco que he fusilado alguna vez textos de otros blogs, citando sus fuentes, puede que el autor no, pero estaba enlazado el lugar de donde yo lo había sacado y fue por temas académicos, o actualizaba o perdía una porción de nota que, al final, me fue necesaria para aprobar.

Así pues, ¿qué prefieres: actualizar a diario con contenidos ajenos o tener una periodicidad más extensa e irregular pero con contenidos propios? Da que pensar, ¿eh?