Antes de decir lo que voy a decir quiero que os deis un paseo por la Red. Concretamente me interesan estos dos enlaces que voy a poner a continuación: este y este. Entre muchos otros post en todo Internet, he querido escoger estos como los dos de referencia.

Quería ver la entrevista, me interesaba ver cómo hablaba español Jorge García y lo que pudiera decir, porque es uno de los grandes personajes de la serie. No es un Sawyer, ni un Jack y por supuesto tampoco es ni Ben o Locke, pero es uno de los personajes más queridos por los fans de la serie. Por eso esperaba que la cosa transcurriese de otra manera distinta y no como fue, aunque viendo el programa en el que se prestó a participar no me extraña mucho que la cosa acabara así. No pude aguantar toda la entrevista y mucho menos, cambié, me pareció horrible, creía que llevando a artistas internacionales (Hugh Jackman, Jorge García o ayer Hanna Montana) podrían cambiar un poco el programa, pero no.

Hoy he visto un cacho y a cada cual es peor, horrible, personalmente no me gusta nada de ese programa, ni los experimentos, ni Flipy, ni la pava esa que no sé que pinta, ni los del kiosko que mueven los monigotes de las hormigas, ni el calvo que me recuerda a Pete de 30 Rock, nada, absolutamente nada. Y eso que hay pocos programas en los que nada me llame la atención, siempre hay algo que se puede salvar, por ejemplo en  El Programa de Berto el presentador era bueno y mira que rendimiento tiene en Buenafuente. Pero es que este no. Pablo Motos no me parece ni buen cómico, ni buena persona, además me da repelús fisicamente y eso que yo no voy muy sobrado y mucha gente podría decir lo mismo y cosas peores de mi. Sé que este post está quedando únicamente como un insulto a Pablo Motos y su programa, pero es que me da tanta cosa que no lo puedo evitar.

Para acabar, quiero dejar un articulillo que escribí y salió publicado en El Correo el martes 6 de enero de 2009 con ligeras modificaciones respecto al artículo original. El que aquí publico es el original, sin ningún retoque.

El Hormiguero

Tras la muerte televisiva de Noche Hache, el Hormiguero heredó el testigo del humor en Cuatro. El programa presentado por Pablo Motos arrancó bien, era un programa fresco, entretenido, tenía buenos puntos: las frases de los niños, los experimentos de Flipy, las canciones “españolizadas” marca de la casa Motos y alguna que otra cosilla. Pero el paso del tiempo le ha hecho a este programa el mismo efecto que a un cadáver, que empieza a oler, y huele bastante mal. El programa ha pasado de ser fresco y divertido a ser una consecución de chistes tontos, fáciles y en su mayoría, al menos en mi opinión, sin gracia. Al programa y más concretamente a su presentador, se les ha ido la olla, y ya saben lo que dice el refrán donde está la olla, no metas la po***. Ese juego de palabras es el humor que se destila en el Hormiguero, como he dicho, el chiste fácil. Que le pregunten si no a Matt Dallas, el actor protagonista de Kyle XY, que vivió una de sus mejores entrevistas en el plató motero. Quizás sea que desde lo que le dijo Pablo a Pilar Rubio en la entrega de los Premios Ondas no le trago. En fin, Pablo, hazme un favor más gimnasio y menos tele.


Con esto os dejo hasta el siguiente post. Un saludo