Imagen extraída de bookaffinity

Imagen extraída de bookaffinity

Título: Sputnik, mi amor.
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets Editores.
Colección: Andanzas.
ISBN: 978-84-8310-216-9.

Ayer, después de llevar con él bastante tiempo, me terminé Sputnik, mi amor, otra de las novelas de mi adorado Haruki Murakami. Como siempre la historia nos traslada a Japón, esta vez al Japón de finales del siglo XX y principios de XXI, no se explicita exactamente cuándo es, pero se conoce la existencia de Internet, aunque los protagonistas tienen una ferrea obsesión por los teléfonos fijos y las cabinas telefónicas. La historia está contada en primera persona, como normalmente ocurre en los libros de este autor, el narrador es un hombre, aunque la auténtica protagonista es una mujer, Sumire. El narrador cuenta la vida de esta extravagante mujer y la amistad que les une. Sumire es una chica descuidada, que le da igual lo que piensen de ella, viste como le venga bien, curiosa y con la única ilusión en su vida de llegar a ser novelista. Además, esta mujer de 20 años, nunca ha sentido deseo sexual por nadie. El punto de partida de la historia es una boda de una prima lejana de Sumire, donde conoce a Myû, una mujer coreana mayor que ella y de la que se enamora profundamente, un error de esta mujer da lugar al título del libro.

Como siempre un libro de Murakami me engancha de principio a fin, empieza con algo normal, situaciones cotidianas (aunque un tanto extrañas) y se acaba convirtiendo en una novela muy rara con toques de misterio. Este libro está a medio camino entre Al Sur de la frontera, al oeste del sol y Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, en el sentido de que ni es tan “normal”, si se puede usar ese término con Murakami, como el primero, ni tan surrealista como el último. Es un término medio, una historia que como siempre está incompleta, no acaba los libros, los deja en el aire, cierra una parte de la historia, pero deja otra a la imaginación del lector, puede que sea parte de la cultura literaria japonesa.

En fin, que es un gran libro, que vuelve a retomar viejas ideas existencialistas publicadas en algunas de sus otras novelas y te mantiene enganchado de principio a fin, a menos que haya por el medio una época de exámenes.

Nota: 9/10