Estos días me ha dado por levantarme antes de las 12 o pasadas por menos de 15 minutos de la hora. ¿La razón de tan repentino cambio?, pues son dos, la primera el desayuno, antes cuando me levantaba entre la 1 y media y las 2 no desayunaba, esperaba a la hora de comer. La otra razón (y para mi la importante) es la de salir a por el periódico, el Público, y poder ojearlo y leerlo tranquilamente antes de que empiecen Los Simpson. Y hablando de los personajillos americanos, recientemente he descubierto que lo…