Un año más, el Innova Bilbao me ha vuelto a sorprender. Esta vez, además, tenía uno de mis eventos de referencia muy cercanos en el tiempo. Tanto que solo ha pasado una semana desde el iRedes. Dos semanas consecutivas de eventos (y agárrate que no queda ahí la cosa). Así que ya tenía el pulso cogido y el gatillo en el ‘comparador’, el ‘rastreator’ de los eventos 2.0. Ahí que me fui, sin muchas ganas y con pocas esperanzas, todo sea dicho. Mi intención era aparecer por ahí por los tres pilares en los que…