Sinceramente, creo que el Periodismo está viviendo una curva descente a la que se ha lanzado sin frenos y con la dirección bastante tocada. Nos avocamos hacia el abismo y nos vamos a salir de la carretera. Parece que el siglo XXI no le ha venido nada bien al oficio más bonito del mundo y está tocado. si bien hay pequeños claros de esperanza, el futuro pinta más bien negro y me está empezando a preocupar. Ya no hablo de las condiciones laborales de los periodistas, que en muchos casos no son nada buenas. Tampoco…