– Cuanto tiempo sin verte. – ¿Perdone? ¿Nos conocemos? – Claro, soy el comentarista de los partidos de fútbol, ya sabe, «ese mamarracho subnormal que no tiene ni puta idea de nada». – Hombre, es que si no lo dice así no caigo. ¿Y qué haces por aquí? – Ahora que tengo vacaciones, he decidido vengarme de todos y cada uno de los hijos de puta que me han tocado los cojones en Twitter durante la temporada. – Y ese camino le conduce aquí, por lo que veo. – Así es, querido. – ¿Y qué…