En las últimas semanas me han preguntado varias veces por qué leo y comparto noticias de ‘El Huffington Post‘. Si no me lo han preguntado lo he dicho yo para ponerlo como ejemplo. La verdad es que es algo muy sencillo. El periódico en sí y el formato no me gustan demasiado y no me parecen nada de otro mundo, de alguno antiguo si acaso. Hay muchas cosas criticables que no me gustan ni interesan. Por ejemplo, las noticias con fotos sobre ‘bichitos’ o tonterías varias que van intercalando con informaciones más serias. En cuestión…