El pequeño mapa que veis arriba es cómo hubiese quedado Andalucía si la abstención se contabilizase para un partido político. Así que imaginando esa particularidad, tras las elecciones autonómicas de ayer el panorama hubiese sido bastante distinto. En esta ucronía, las elecciones las hubiese ganado el Partido Abstencionista con 47 escaños, lejos de los 55 de la mayoría absoluta. La segunda fuerza política en Andalucía sería el Partido  Socialista Obrero Español con 29 escaños. Javier Arenas y el Partido Popular serían la tercera fuerza política con 28 escaños, muy cerca de Griñán. La cuarta fuerza política…