Hoy tengo el preparatorio para los exámenes, es la prueba de fuego antes de lo que se avecina, es el fin de la pretemporada, ahora hay que darlo todo en los 120 minutos de cada examen decisivo para demostrar que puedo tocarme las narices a gusto todo el verano.

El último partido de la pretemporada es el de Sociología, con un inspirado Tocqueville bajo las órdenes de Stendhal, a ver si hay suerte en este preparatorio, aunque pase lo que pase siempre se puede repetir el 20 de junio, aunque si se gana, tengo un partido menos del que preocuparme.

Me veo en el examen así:

Suerte a los que los tengais, a los que lo hayais hecho y a los que los esteis haciendo.

Y recordad, que las chuletas o cualquier otro medio de coping os acompañen.