Las vacaciones deberían de ser algo divertido, entretenido, algo de puta madre. Y realmente lo son, pero en mi caso es distinto, casi que prefiero la rutina. La rutina siempre está conmigo, cambia ligeramente dependiendo de las circunstancias, pero normalmente todo acaba siendo rutina. No digo que la rutina sea aburrida, sólo digo que es rutina y que no en vacaciones se acaba.

Puede que la solución fuera buscarme un trabajo, sí, pero es que no hay ganas de ponerme a trabajar en algo que no me gusta, en algo que no quiero. Aún así me he movido un poquillo, he preguntado a la emisora local (Getxo Irratia) a ver si podía colaborar, creo que estar en una emisora, haciendo el chorra o cualquier cosa relacionada con la carrera me vendría bien.

El caso es que he hecho esto porque mi madre ya me está tocando las narices con eso de que me paso todo el día en casa, que no hago nada y todo ese rollo. sé que no hago nada, sé que me toco las narices, pero por dios, es que tampoco tengo nada que hacer, si lo tuviera lo haría. Y claro cómo me quedo como el día en casa, me toca estar haciendo las cosas de casa que no tendría que hacer si no estuviera, aunque si estuviera todo el día fuera el problema sería que no paso casi por casa, por eso me toca las narices el verano.

Este año en clase me lo he pasado de puta madre, el no tener que madrugar ayuda a que no llegue del todo cansado al final del curso y eso se agradece un montón, pero también es eso, como no estoy cansado no puedo descansar y al no poder descansar no tengo excusa y de nuevo a lo de que no hago nada, quie me tiro el día en casa.

Maldito verano, si es que no tengo nada que hacer, pero a vosotros: Felices vacaciones, que seguro que os las mereceis