Ahora mismo estoy en la terraza de casa, tomándome un café con leche a la sombra y viendo pasar los coches, a la vez que escribo estas líneas claro. Y eso significa, que como dije ayer, estoy de vacaciones, pero vacaciones de verano, no vaya a ser que alguien se piense que estoy de vacaciones por Navidad. Y bueno, es eso, que ya ha llegado el verano y normalmente los veranos traen consigo sustituciones, gente que se va de vacaciones y mete a sustitutos para que la máquina siga funcionando, a menos rendimiento, pero funcionando. Buenafuente deja a Berto, Ángel a Miki, Pepe y Rober, Pilar Rubio a Berta Collado… y yo, yo no voy a dejar a un sustituto, lo primero porque no puedo, no hay nadie dispuesto y lo segundo porque no me hace falta.

El verano ha llegado a erbori.blogspot.com y por ello me voy a adaptar a esta época estival. Esto es una declaración de principos estivales, que al final no se cumplirá. Lo que voy a intentar es escribir chorradas (como siempre), pero intentando recuperar el viejo espíritu mierdologuista perdido, voy a intentar hacer un blog veraniego de humor. No digo que sea fresco, pero sí que sea ligero y que cuando acabes de leer estés empapada/o de sudor de tanto reir, espero que del post, no de mi cara, como viene siendo habitual en mi.

Así que os dejo con el primer post y con el nuevo diseño de verano. Un saludo a todos.
___________________________________________________________________

Mucha gente que lee esto ya sabe que por las noches suelo participar, además activamente, en orgías conversacionales cibernéticas, también llamadas “multis del messenger” (Aída lo explica muy bien en este post), con 10 ó más participantes que se alargan hasta las 3 ó 4 de la madrugada. En estas multis se suele tratar un tema, que no sé si será por la cantidad de estrógeno que corre por esos lares o simplemente porque es un tema atractivo, el tema en cuestión es el por-no. Sí, la por-nografía, pero no la pornografía de calidad que nos inunda la pantalla de culos, tetas y demás anatomía humana, vaginalmente hablando. Es la pornografía de la televisión, la de canales como Canal 7 (la Tierra de Mordor en El Señor de los Hornillos) y Tele 7 o TeleBoina en el ámbito de por aquí cerca.

Hablo de ese por-no que todo el mundo ha visto, aunque sea de pasada y que da miedo. ¿Miedo?, ¿porqué? ¿porque empalan a pobres muchachas en grandes miembros viriles?, podría ser, pero no, el miedo lo da el ver que la película es de antes de que tú nacieses y casi, casi, antes de que lo hiciesen tus padres, por lo que al ver la película corres el riesgo de reconocer los años mozos de tus abuelos. Cuanto más antigua es la película, más argumento tiene, quizás sea que antes tenían otro sentido al rodarlas: joder, ya que vamos a hacer una peli, por lo menos quer sirva también para entretenerte, aunque ese tipo de películas son de las que te enganchan, aunque no sea por el argumento precisamente.

Pero lo que a mí, más me extraña de ese tipo de películas, cuando las hechan de madrugada por la tele son los cartelotes que aparecen. Ya lo he dicho varias veces, pero es que es algo que me inquieta. ¿Quién será la persona encargada de poner esos rótulos? Mira que es raro, porque además hay dos tipos de carteles, los de número telefónico ” ¿qué harán en esos teléfonos?, ¿sexo telefónico?, pero teniendo gratis el de la peli, ¿habrá alguien que llame?, ¿no sería más lógico ponerlo en otro tipo de películas?, por ejemplo en las de los sábados y domingos por la tarde de Antena 3, ahí que la gente está aburrida “806 32 54 67. El número del amor”¿qué hacemos?, ¿y si llamamos al número del amor?”, el aburrimiento te hace hacer cosas muy malas, si no leed lo que he escrito xDD.
El otro tipo de carteles, es el de los sms “subidos” de tono, que de subidos no hay ninguno, solo salidos que están solos y buscan compañía para “amistad y lo que surja”, que traducido quiere decir “polvo y si hay suerte otro”. Los que envíen estos mensajes son unos hachas, porque a mi sinceramente me cuesta escribirlos con dos manos, como para utilizar solo una, porque si estás viendo la tele a esas horas, una mano la llevas ocupada siempre.
Y estos carteles, además, siempre están estrategicamente situados para que no puedas ver nada. Son peores que las rayitas del codificado del Canal Plus, porque con el Plus no veías nada y al rato te aburrías, pero con esto ves todo y no ves nada y siempre te quedas con cara de gilipollas pensando, ahora se quita, ahora se quita.

Y para acabar, la cosa más inquietante de las películas porno de la tele es el doblaje. ¿De verdad hace falta contratar a un tío y una tía para doblar “umm, ahh, yes, yes, more, more, umm, yes, more, more, ahh, ahh, god, oh my god, oooh, aah, umm” y demás? Porque encima la voz no pega ni con el personaje, ni con los labios de los actores. Creo que ser doblador de películas porno debe de ser una putada, porque ves a dos o más personas pasándoselo bien, disfrutando y tú tienes que ponerles la voz en frío. Aunque eso sí, es más triste ser cámara en una orgía.

Y con esto y unas raciones, yo continúo mis vacaciones.

P.D: Que quede absolutamente claro que yo no veo por-no (al menos no en la televisión xDD)
P.D. 2: Lo de por-no es para que no aparezca en Google como página por-no