Normalmente la gente en el metro o cualquier transporte público se dedica a leer, destina parte de su tiempo muerto de viaje al placer de la lectura. Para el que no conozca el suburbano de Bilbao diré que desde la parada más cercana a mi casa (Algorta) hasta el centro de Bilbao hay alrededor de media hora de trayecto, así que entre ida y vuelta hay que chuparse una hora de viaje. Por lo tanto tiempo para leer hay más que de sobra.

Pues resulta que desde que dispongo del pepinaco de Apple en vez de leer en el metro, escribo. Aprovecho ese espacio de tiempo para redactar entradas que después retoco en casa y publico. Con esto quiero decir que la gran mayoría de “smartphones” u ordenadores de bolsillo vienen bien para que un blogger tenga siempre a mano su blog y pueda actualizar donde y cuando quiera. Esto es más preocupante con twitter, porque es más sencillo de escribir y bastante más rápido.

Este tipo de dispositivos facilitan, y mucho, la labr del periodista juntando en un mismo aparato una “no mala” cámara de fotos, un explorador de Internet y la posibildad de mandar y recibr mails, entre otras caracterísicas.

Así que lo dicho, un smartphone es una buena adquisición para un bloguero o periodista (incluso ambas). No hablo específicamente del iPhone, si no de todos esos terminales en guerra a ver quién supera a quién.

Bueno, os dejo, que la siguiente es mi parada, a la vuelta meto las fotos y actualizo como quede :). Un saludo.

P.D: Las imágenes las he sacado en el viaje.