Prácticamente todo tiene un estereotipo, los perroflautas, los yonkis, los pijos, los ricos, los pobres, los mecánicos, los catalanes, los canarios, lo vascos, los banqueros… Nadie, ni nada se escapa a un arquetipo y en el mundo de Internet, entre otras cosas, el nuestro es el de solitarios. Gente que se pasa el día pegado a su ordenador, sin salir de casa y sin relacionarse con nadie. Si bien en algunos casos es cierto, no es algo generalizado. Y es que Twitter nos ha hecho más sociables, pero de pantallas hacia fuera, fuera de casa, quiero decir.

Se empiezan a generalizar las quedadas de gente con Twitter como único nexo de unión. Comidas twitteras, cervezas twitteras, cenas twitteras, muchos eventos 2.o tienen el aliciente de conocer gente y la fiesta o cena posterior, por lo que la gente suele acudir para conocer a gente con la que lleva hablando un montón de tiempo. De hecho esa es la razón más importante para acudir a todas las cosas de Social Media y 2.0 que se organizan por estos lares, porque se conoce mucha gente nueva y se desvirtualiza a otras.

Y en esa cuestión no he tenido ninguna mala experiencia y a todas las personas que he conocida vía Twitter me han parecido un encanto y tal como demuestran sus tweets diarios, por lo que no me puedo quejar. Al contrario, me gusta mucho el poder estar en contacto y tomar algo con gente con la que me lo paso genial en la Red. Por ello voy a ir al EBE con todas las ganas del mundo, para juntarme con viejos conocidos y con gente que no conozco personalmente y que sigo por Twitter, aunque también habrá sitio para las nuevas incorporaciones.

¿Quién dijo que los que nos pasamos todo el día en Internet somos asociales? :D