Es posible que a alguien le haya sucedido como a mi y se largue de su actual proveedor de servicios de Internet para el blog. Yo he hecho la mudanza de 1&1 a Strato. Sí, puede que algunos me matéis por haber estado en 1&1, pero no tenía muchos problemas y estaba a gusto. Hace unos meses, mi buena amiga María Bernal (@MariaBernalT) se escapó de RedCoruna para acabar en Strato. Su programador de confianza le recomendó la empresa y allá que me he ido. De precio está bien.

Con este tutorial quiero enseñaros a realizar una perfecta migración sin perder nada y ahorraros disgustos como los que he tenido yo. He cometido algunos fallos imperdonables y garrafales que quiero que evitéis. Así que nada, vamos con este pequeño y ligero tutorial.

Copia todo lo que tengas

Mi recomendación es que te metas directamente en el FTP y copies todo el contenido de tu blog a una carpeta de tu ordenador.. ¡Ojo! Copiar, no cortar, que la liamos. Así tienes una copia de seguridad de tu página o blog en tu ordenador sin ningún problema. Además, vete a la sección de Herramientas dentro de tu WordPress y exporta el archivo con todos los datos. Por si acaso. Esto también se hace efectivo a las cuentas de correo. Copia todos tus emails.

Exporta la base de datos

Ve al panel de control que te ha proporcionado tu proveedor de servicios (el antiguo). Ahí, busca la parte de base de datos y accede al panel de MySQL. Ahí, de distintas formas, podrás exportar el archivo con toda tu base de datos. La opción suele estar en un lugar visible. Es recomendable que la descargues comprimida en el formato .gzip. A la hora de importarla, te pedirá un formato similar.

Contrata los servicios

En el caso de Strato, tardaron un par de días, pero bueno. Contrata los servicios con un proveedor de tu confianza como por ejemplo BlackSlot. Una vez hecho eso, tendrás que redirigir tus dominios ahí. Sí, suena muy Juego de Tronos, pero no mola tanto. ¡Cuidad0! Si tienes un dominio .es, te pedirán que lo confirmes por correo electrónico, además unas cuantas veces. Recuerda con qué dirección te hiciste la primera cuenta y a esperar.

Sube todos los archivos al FTP

Tal como los bajaste para guardar y hacer una copia de seguridad, súbelos. Es sencillo. Recuerda que la URL de tu blog apunta por defecto al directorio /. Yo te recomiendo que crees la carpeta “blog” o similar y metas ahí todo el contenido. Tardará un rato, pero te lo dejará todo exactamente igual-

Crea una base de datos e importa la antigua

Se trata del paso más delicado y complicado de todos. Al crear una nueva base de datos deberás importar la antigua. El mayor problema radica en que el archivo no debe de ocupar más de 2MB. Así lo tiene estipulado la base de datos. Hay unos cuantos trucos en la Red para saltarse esa limitación. Yo he optado por la que me dan desde mi nuevo servidor. Así, he conseguido que la base de datos sea la misma que antaño, con el cambio de servidor incluído. ¡Eso sí! No te olvides de rellenar los nuevos campos en el archivo wp-config.php. Aunque el interior de la base de datos sea el mismo, el exterior ha cambiado. Nuevo nombre, dirección, usuario y contraseña. Configúralo, sobreescribe el archivo y listo.

Felicidades. ¡Has migrado tu blog!

Ya lo has conseguido. Si todo ha ido bien, en unos días (por guardarme las espaldas) deberías tener tu blog a pleno rendimiento. Tal y como estaba antes. Eso sí, sigue todos los pasos. En mi caso, por ejemplo, me olvidé del primero de todos y no hice un backup. ¡Qué mal cuerpo me dejó entrar y ver que no había fotos! Por suerte, gracias al plugin WordPress Backup to Dropbox tenía todo guardado en su sitio. De hecho, todavía estoy descargando las carpetas de imágenes y subiéndolas al FTP. Con los plugins ya lo he hecho. ¡Toda una odisea!