A principios de mes escribía sobre la polémica de los becarios y el trabajo gratuito. La precarización del empleo, sobre todo joven, y la consecuencias que eso trae en un futuro a medio y largo plazo. A nadie le place trabajar gratis, a menos que sea para él mismo, por supuesto. Es el caso que voy a mencionar hoy, aunque no sea un trabajo propiamente dicho. Soy periodista, al menos es lo que me gusta pensar. Periodista que por circunstancias del mercado laboral ha tenido que reconvertirse en mercadólogo. Aún así, esa parte de contador de historiasgenerador de contenidos no la pierdo. Al menos por el momento porque “para eso está mi blog“.

En realidad, para eso están mis blogs, que son varios y surtidos. Sí, considero esto como un trabajo, como parte de mi trabajo. No solo en el campo de la marca personal (que le empiezo a coger asco por los profesionales de fin de semana). Siempre he pensado, y sigue siendo un deseo que tengo por ahí, que mi trabajo es escribir. Me encantaría ganarme la vida juntando letras. Además, no soy de textos excesivamente largos. Vamos, que no me da ni para una novela corta. Los reportajes y todo el curro que conllevan son lo que más me gusta. Estos posts de opinión también están muy bien para mantener un cierto estilo y no olvidarme de cómo se escribe. ¿Y qué decir de mis pinitos en el periodismo de datos? Todo esto es tiempo y dinero. Tiempo que ya no tengo en tanta abundancia.

Sí, para mi esto es un trabajo. Como lo será para muchos más bloggers. Claro que no nos quejamos, nos gusta, por algo lo hacemos. Pero lleva su tiempo y dedicación que se quitan de hacer otras cosas. Tiene sus compensaciones,por supuesto, no todo va a ser a perdidas. En lo que llevamos de 2017 creo que me ha rentado tener el blog y el Txoko funcionando. Varias cenas y eventos de postín que, por si solos, han supuesto un saldo positivo para el tiempo y mimo que requiere un proyecto como este.

Ayer comentaba @pixelillo que lleva 13 años con su blog. Casi la mitad de su vida. Yo he pasado un tercio de la mía escribiendo en este pequeño espacio (con sus cambio, sus diferencias y spin-offs). Sigo encantado con todo lo que me ha dado, con lo que queda por venir y con las ganas que mantengo aunque ande un poco corto de inspiración últimamente y por eso no publique tanto. En mi curriculum siempre destaco esto. Llevo 10 años escribiendo durante bastante tiempo en este y otros blogs. Para una persona que vive de escribir y generar contenido (o aspira a ello) creo que es una importante carta de presentación. Experiencia y diversión, porque si no es divertido, no vale la pena. Por eso participo en Capitán América o tengo por ahí otro tipo de proyectos de cara al final de año.

Y que dure…