Me encantan los adivinos y futurólogos. Especialmente cuando fallan. Y más cuando se revisten de una pátina de superioridad e intelecto que les viene un poco grande. Recuerdo que hace uno pocos años, con el auge del Social Media, algunos gurús del sector que tan dados son a pontificar, vaticinaron la muerte del correo electrónico. Oh,una rémora de tiempos pasados, el correo electrónico lleva con nosotros casi desde la invención del propio Internet (ese proyecto militar y, posteriormente, universitario). El correo electrónico es el nuevo papel y el nuevo blog, va a morir por obra y…