Decían que el correo electrónico estaba muerto y los que estaban de parranda eran ellos

Me encantan los adivinos y futurólogos. Especialmente cuando fallan. Y más cuando se revisten de una pátina de superioridad e intelecto que les viene un poco grande. Recuerdo que hace uno pocos años, con el auge del Social Media, algunos gurús del sector que tan dados son a pontificar, vaticinaron la muerte del correo electrónico. Oh,una rémora de tiempos pasados, el correo electrónico lleva con nosotros casi desde la invención del propio Internet (ese proyecto militar y, posteriormente, universitario). El correo electrónico es el nuevo papel y el nuevo blog, va a morir por obra y…

Mejor me mandas un correo

¡Telegram! STOP. Bueno, no es de ese tipo, pero ha llegado una nueva aplicación de mensajería y muchos en Twitter ya se han puesto a dar la vara con la misma. Una app muy parecida al Whatsapp, a primera vista, y cuyas características destacables según algunos usuarios son la seguridad y ser de código abierto. Con esta nueva irrupción, la lucha por ser el rey de la mensajería se recrudece. Con Whatsapp como líder, Line por detrás, Facebook haciendo sus pinitos (o al menos intentándolo) y, por ahí atrás, Spotbros, que ahora regala espacio en…

Inky, mi nuevo gestor de correo

Manejo varias cuentas de correo electrónico. Sé que fue un error desde el principio, pero así lo he dejado. Las cuentas, a su vez, no son las clásicas de Google, Microsoft, Yahoo o, Yoda no lo quiera, Terra. Son cuentas de correo creadas con mi proveedor de servicios de Internet. No el que me da la conexión, el del hosting. Así, uso un gestor de correos para poder recibir y enviar vía IMAP y SMTP. Estoy un poco cansado de tener que configurar todo mil veces en distintos dispositivos (móvil, iPad, gestores varios…), pero tenerlo…

Uso de cookies

A este sitio web le gustan las galletas y para que usted tenga la mejor experiencia de usuario las emplea, aunque las llama cookies. Como el que calla otorga, si es tan insensato de seguir navegando, doy por hecho que acepta las mencionadas cookies y nuestra política plagiada de cookies. ¡A esto nos ha llevado el gobierno! Ni siquiera sé si uso cookies.