No, no me refiero a @pixelillo. Aunque no estaría mal que volviese, pero ese es otro tema. Hablo de ese maravilloso estilo visual que representa una amplia generación de videojuegos en los albores de esta industria multimillonaria. Juegos como ‘Tiny Tower’ han servido para volver a poner al alza juegos muy interesantes con un buen acabado gráfico a pesar de tener apariencia de 8-bits. Los desarrolladores independientes que crean juegos ellos solos (‘Papers, please‘, por ejemplo) agradecen no dejarse la vida en los gráficos y dedicar su tiempo a otros temas importantes como la jugabilidad…