El otro día, durante el III Congreso Andaluz de Periodismo Digital surgió la duda sobre los políticos con Twitter. La segunda jornada comenzó con José Antonio Griñán (@pepegrinan), presidente de la Junta de Andalucía y tuitero. Ayer me dio por preguntar a tres de ellos sobre qué aportaban (y qué recibían) de esta red social. La pregunta fue dirigida para Manolo Recio (@reciomanolo), consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Pedro Castro (@pedro_castro), exalcalde de Getafe y expresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y José Antonio Rodríguez Salas, alcalde de la localidad granadina de Jun (@alcaldejun). La pregunta fue sobre qué aportan los políticos en Twitter.

Desgraciadamente las redes sociales no soy un buen instrumento para darle tono a los mensajes, por lo que se malinterpretó desde el primer momento. Recio se lo tomó con humor, tengo cierta relación 2.0 con él y ya me ha tomado la medida.  Salas se puso a la defensiva hasta que aclaré ciertas cosas. Castro habló, desde el primer momento, sobre su postura en la Red. Es de agradecer que los tres respondieran y participasen en el debate.

Rubalcaba 2.0 (Flickr de PSOE)

Las conclusiones que saco de todo esto, en base a lo que me han dicho los propios protagonistas, es que Twitter les permite estar en contacto con sus conciudadanos y gente ajena al territorio, como es mi caso. Me gustó lo que comentaba Pedro Castro que no está “para dar titulares” si no para “llegar a solucionar más problemas a la gente”. Salas destaca que su gestión en esta red social se ha visto reflejado en su reelección el pasado 22 de mayo, “sin poner un solo cartel”.

Algunas de las acciones del alcalde de Jun, según sus propias palabras, son que los habitantes del pueblo puedan elegir el orden del día del pleno o la decisión de poner luces de navidad o destinar ese dinero al paro. Esa entre “3.128 acciones en 2010” o crear el perfil de Linkedin para 308 desempleados. También ha destacado que en la localidad granadina tiene cuenta en Twitter “desde @policiajun hasta el último trabajador-político de Jun“.

Pedro Castro, exalcalde de Getafe, comenta que han “encontrado a personas desaparecidas, resuelto incidencias urbanas o eventos retransmitidos desde Twitter”. También destaca que su cuenta es personal y que por su iniciativa se creó el usuario del ayuntamiento. Castro lleva activo en Twitter desde 2008 y una de las cosas con las que se queda es que seguramente los políticos han aprendido muchas cosas que nunca pensaron que aprenderían de la gente.

El debate ha terminado por otros derroteros, ¿qué pasa cuando se pierden las elecciones? Son dos casos distintos. Por un lado, Salas fue reelegido alcalde de Jun y asegura que dejaría la cuenta de alcalde al nuevo primer edil. Por el otro está Pedro Castro, que perdió el cargo el 22 de mayo y mantiene su perfil personal.  También sigue activa la cuenta del Ayuntamiento (@aytogetafe) a pesar del cambio de gobierno.

Finalmente, el tuitero @yondemon ha puesto a @Pedro_Castro como ejemplo de político que aporta algo más allá del titular. Algo que va con la filosofía del exalcalde, según comenta en un tuit: “La política es una manera de entender la vida es sonar compartir comprometerse es tender puentes para la igualdad”.

Puede que el resultado de esta ‘encuesta’ sea bastante parcial, pero he decidido preguntar a aquellas personas que sé que iban a responder, tal y como ha sido el caso. Puede que en unos días lo repita con el Partido Popular, aunque no prometo nada. De todo esto saco la conclusión que los políticos, al menos no a un nivel nacional, están en las redes por una cuestión de cercanía con la población. En estos casos parece que se creen lo que dicen, al menos son coherentes con lo que han dicho, pero no sé si todos serán así.

El debate sigue abierto, tanto en los comentarios de abajo como en Twitter con el hashtag #polituics. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Qué os aporta seguir a políticos vía Twitter?