Al final la candidatura olímpica de Madrid fue un fiasco. Otro intento más en vano. El ridículo, al menos una parte de los españoles, fue bastante grande.  Sea como fuere, se me ha ocurrido sacar siete lecciones que podemos aprender del varapalo que ha dado el COI al sueño olímpico español.

Aprende idiomas

Si algo ha dejado la candidatura de Madrid 2020 han sido chistes sobre Ana Botella y su nivel de inglés. Debo de reconocer que tengo un nivel similar al suyo, pero por suerte para todos no ostento un cargo público. Ese vídeo, ya mítico, con el discurso de la alcaldesa madrileña no ha dejado indiferente a nadie. Creo que todos están de acuerdo en el esperpento vivido en Buenos Aires no es lo que se debe de esperar de una candidatura seria o la marca de un país. Asi que nuestra primera lección es que se deben de aprender idiomas. Eso sí, recordad que deben de valer para algo. Dudo mucho que el Quenya o el Klingon sirvan para conseguir un buen trabajo. Aunque si eres capaz de aprender un idioma como ese, es posible que se te dé bien aprender otros.

Contrasta tus fuentes

el-mundo-madrid-2020

‘El Mundo’ la lió la semana pasada al sacar en su portada que más de la mitad de los miembros del COI habían prometido su voto a la candidatura española. No fue así. Eso provoca una pequeña crisis de confianza en el medio escrito. ¿Se inventaron la noticia? ¿Sus fuentes engañaron deliberadamente al periódico de Pedro J.? Sea una u otra, el caso es que ‘El Mundo’ dejó que la realidad le estropease una bonita portada. Y eso es algo que deberíamos erradicar en el periodismo español.

No seas cutre

Los Juegos Olímpicos son, entre otras cosas, un espectáculo faraónico. Albergar unos juegos se convierte en una empresa colosal en la que se desembolsan grandes sumas de dinero. A la hora de presentar cualquier proyecto, se tienden a rechazar las propuestas más extremas (por arriba y por abajo). El caso de Madrid es el de una ciudad con graves problemas económicos que pretende sacar adelante una competición muy costosa al precio más bajo. Hay que evitar los cutreríos. Personalmente creo que esta candidatura pecaba un poco de cutre.

No vendas la piel del oso antes de cazarlo

Tongo-Razon-Madrid-Fuente-Kioskonet

Muchos medios han vendido que la candidatura de España era la favorita. Los resultados hablan por si solos. No es solo el varapalo que supone caer a las primeras de cambio, es la expectación creada en las semanas previas. Casi todos los medios de comunicación vendían que Madrid iba a albergar los JJ OO de 2020. Prácticamente ningunearon el resto de candidaturas y no se informó debidamente de los contrincantes de la capital española. ¿Cuáles eran los pros de Estambul o Tokio? Solo sabemos las pegas que podía sacar el COI: la radiación de Fukushima y la inestabilidad en la región turca. Vendieron la piel y no tuvieron en cuenta al resto de cazadores.

No compres la piel del oso antes de cazarlo

La candidatura se ha hartado de decir que tenía el 80% de las infraestructuras necesarias construidas. ¿Por qué empezaron a construir antes de 2012? Y la pregunta del millón: ¿qué hacemos con tanto construido ahora que no tenemos Juegos? Lo peor de todo es que ya han empezado a hacer aguas. La Caja Mágica no tiene un uso destacado y el Centro Acuático debe de ser remodelado porque no cumple con algunos de los requisitos. Se necesita una inversión de 1.500 millones de euros, que no se tienen, para acabar las obras. ¿Qué se hará con todo esto después de la finalización de las obras? Si es que se finalizan, claro. Otra lección, no inviertas en un negocio que no sabes que vaya a funcionar.

Ten amigos hasta en el infierno

doraemon-tokio

No es solo que Tokio tenía a Doraemon para apoyar la candidatura. Por su parte, España iba con Amaia Salamanca, que no está mal. Tokio tiene una red de influencias detrás de los Juegos Olímpicos, pero las empresas que pueden hacer lobby son potentes y diversas. No en vano, hablamos del país de Sony, Kodak, Casio, Nintendo o Toyota. Aparte de Mahou, los apoyos a la candidatura española eran las de las grandes constructoras que se llevan un pico con las obras de las instalaciones olímpicas. Esta lección se puede resumir en que es mejor tener a Doraemon de tu parte, él viene del futuro, saber lo que va a pasar.

Café con leche en la Plaza Mayor

He estado en Madrid varias veces y nunca he visitado la Plaza Mayor. Tampoco es uno de los lugares que más me importen de la capital del país. Tengo otras zonas de Madrid que me apetece visitar más que la mencionada plaza. Una de las lecciones que sacamos del discurso de la alcaldesa es que en la Plaza Mayor podemos tomar un relajante café con leche, que seguro que hará las delicias de los amantes de esta bebida. Tengo que reconocer que las veces que he tomado café en la ciudad no he acabado muy satisfecho. Todo será acercarme hasta la plaza y pedir a relaxing cup of café con leche.