Las listas se han puesto de moda, no lo podemos negar. Hay, incluso, blogs cuya temática es crear listas como ‘Una docena de‘ o ‘The idealist‘. Les va bien, no creáis, atraen mucho público. Muchas veces tengo ideas para escribir aquí, pero son listas. He intentado poner una norma interna de una lista a la semana como máximo. Fijaos que esta semana rompo mis propias normas, porque las conclusiones del Innova Bilbao 2014 las hice en formato de lista. Bueno, el caso es que las listas están que lo petan en la Red y no creo que sobren un par de consejos para llevarlas a cabo. Soy lector de listas y creo que he conseguido extraer el principio activo de unas cuantas.

Imagen de una lista.

De Pixabay.

Sé original

Cuanto más rara sea la lista, más gustará al lector. Con el reciente estreno de ‘Juego de Tronos’ hemos vivido un auténtico boom de listas relacionadas con el universo de la serie de la HBO. Que si castillos, que si personajes, que si localizaciones… Si haces una lista rara y original, mejor. Una recomendación: los tópicos funcionan. Mirad ‘Ocho apellidos vascos’.

Rápido de escribir, fácil de leer

¿Por qué gustan las listas? Básicamente por la forma que tenemos de leer en la Red. Lo comentaba Xose Castro (@xosecastro) en su charla del Innova Bilbao. Las formas de leer en Internet son en E o en F. Lo bueno que tiene una lista con los titulares resaltados es que se lee en un volao. Además, son agradecidas de escribir, fáciles y sencillas. Si no tienes suficientes puntos, siempre puedes reducirlos en el título.

Rompe moldes

Viene a ser el primer punto, pero no está de más tenerlo en cuenta. Si vas a hacer una lista, que sea original y rompa moldes. Como he dicho, los tópicos funcionan, pero no uses los de siempre, dales la vuelta. Igual queda algo egocéntrico, pero una lista de consejos para hacer una lista de consejos es algo rebuscado y queda bien. Saca esa mala leche que todos llevamos dentro y plásmala en tu lista. ¡Rompe moldes y que no te rompan las piernas!

Mete fotos, pero no te pases

Si vas a hacer una lista simplona, no te pases con las fotos. Si quieres poner una foto por cada punto, mejor que hagas una fotogalería. De hecho, las fotogalerías cuentan como lista, pero de una manera distinta. Tengo que reconocer que algunas de esas me cuestan. Soy perezoso y en el iPad (el gadget donde más leo) suelen resultar incómodas. Las hay de todo tipo, aunque en las revistas o blogs de viajes suelen ser de las más habituales. Este ejemplo de restaurantes en Vogue es uno de tantos.

El humor siempre resulta

Aunque aquí sea más bien escaso, meter un par de puntos jocosos y divertidos a la lista puede resultar muy bien. Es recurrente (y efectivo) si intercalas los chistes y haces referencia a ellos en otros. Si las listas son largas, esto funciona genial y, además, te ahorras un par de puntos con la chorrada. Todos ganan. Lo vuelvo a decir, las de tópicos molan. Y crean engagement o esas cosas de las que hablan los teóricos de las redes sociales y la comunicación en Internet.

Elige bien el número, no seas convencional

5, 10, 15… Los múltiplos del cinco siempre son socorridos. También podéis tirar de números cerrados basados en otros sistemas como la docena. Hay casos en los que se pasan, por ejemplo en este sobre 100 cosas de Madrid. Para más inri se trata de una fotogalería. Pon  números para que la gente piense “¿eso? ¡Qué raro!”. Cuanto más altos, más raro, pero más complicado de rellenar, claro. 45 cosas que siempre recordarás de tus campamentos de verano. Sí, 45.

No hagas listas, no es original

Las listas están de moda y lo hacen todos. ¿En serio quieres seguir los dictados de la mayoría? Tú eres un/a outsider y te va bien en el lado oscuro. No te perviertas. Aunque las listas surgieron del mundo underground (todos lo saben), ahora hasta los grandes gurús lo hacen. No he encontrado un post de Enrique Dans sobre listas, pero os imagináis lo que quiero decir, ¿no? Sé original, no hagas listas como yo. Vuela libre y escribe sobre otras cosas, las listas son para los solteros que se calientan bandejitas de comida congelada en la soledad y tristeza de sus vidas. Sal ahí y cómete Internet con tus sesudos posts sobre lo que quieras que escribas. ¡No a las listas!