Creo que el tuit que he embebido en la primera línea refleja totalmente lo que quiero decir. El post de ayer tuvo bastante movimiento en Twitter (gracias). La verdad es que da gusto volver así. Bueno, al tema. Somos muchos los que tenemos el blog semiabandonado y tirado por ahí, en las redes, como diría @Yoriento. ¿Qué podemos hacer? Esa es una buena pregunta.

En muchos casos no se trata de falta de tiempo, que también, sino de la falta de temas de los que sacar un post con algo de fundamento. También afecta la falta de tiempo, ojo, no digo que no. ¿Qué os parece la chorrada de usar el hashtag #saveyourblog para dar ideas que puedan interesar a otros bloggers? Que sí, que es lo de siempre, pero oye, igual cuela. Siempre hay temas de los que te interesa que alguien escriba.

La otra idea gilipollesca que se me ocurre son los típicos posts invitados en otros blogs. Ya sabemos que esto va por rachas. Si tienes una buena y escribes como si no hubiera mañana, ¿por qué no le mandas algo a @pixelillo o @carballo?  No vaya a ser que les interese. ¿Qué fue de @_obst? Esos proyectos tan chulos que se fueron quedando por el camino. ¡Ay, la pereza! Así quizás podríamos resucitar, entre todos, varios blogs que llevaban tiempo anquilosados. ¡Y no miro a @Twittboy!

Tenemos blogs en peligro de extinción. Algunos ya han caído, como el antaño llamado ‘El jardín de @Bomarzo’ (sin el arroba).Podemos evitar la muerte del de Treintanyero y demás. Luego nos quejaremos de los políticos que solo actualizan en campaña. Nosotros abandonamos a su suerte a los nuestros mientras nos centramos en los de los clientes y/o en nuestras redes sociales. Si se mantuvieran solos… ¡No lo abandones, ellos nunca lo harían! (a menos que pete el servidor, pero no es culpa del pobre blog). Save your blog!