Título: Nocturna
Autores: Guillermo del Toro y Chuck Hogan
Editorial: Suma de Letras.
ISBN: 978-84-8365-148-3.

La verdad y para ser sincero este libro me lo he leído más rápidamente de lo que estoy acostumbrado y de lo que tenía pensado. Me ha enganchado desde el primer momento, como una gran película, sólo como un buen libro sabe hacerlo. Ha sido una lectura que me ha robado horas de sueño para pasarlas en las oscuras calles nocturnas de Nueva York, porque ahí está ambientado el libro, en el Nueva York del año que viene, de 2010. La historia comienza con el aterrizaje de un vuelo intercontinental de Berlin en el aeropuerto JFK y misteriosamente todo se apaga, las luces, el sistema de ventilación, todo. Ahí empieza una trilogía que tengo ganas de terminar, pero antes tiene que publicarse.

Se nota que Guillermo del Toro es guionista, pues a pesar de que está coescrito con Chuck Hogan, el libro tiene mucho de película, tanto que posiblemente acabe en la gran pantalla dirigido por su propio creador. No puedo decir más que buenas cosas de este libro, tiene mucho ritmo, no llega a ser aburrido en ningún momento y contiene bastantes referencias populares. La historia, y aviso desde ahora que esto puede ser un spoiler, es de vampiros, vampiros de nueva generación, alejados de los estándares clásicos sacados en su mayoría de la novela de Bram Stoker que se menciona en el propio libro. Los vampiros ya no tienen consciencia propia, ahora es un virus que domina al anfitrión y destruye todo su sistema para “hospedarse” en él, necesita sangre humana para alimentarse, como es lógico en la mitología vampírica. Y es que el libro trata el tema como si fuera una infección, una plaga, una pandemia que amenaza con extenderse por todo el mundo y hay que acabar con ella de raíz.

No es una novela de vampiros corriente, es distinta, diferente y en ella se ve pinceladas de la gran imaginación de Del Toro para crear monstruos en sus películas. Todo está bien hilado y conectado, pero se echan en falta los dos tomos restantes de la trilogía. Aún así es una lectura más que recomendada y más si te gustan el género de terror y más específicamente los vampiros, pues en algunos momentos llega a agobiar y a transmitir la sensación de impotencia, de querer cerrar el libro, pero no poder porque lo quieres leer. Como ya he dicho, todos los amantes de este tipo de libros deberían de leerlo y esperar a que salga el resto. Por cierto, me toca un poco las narices la moda de escribir los libros dejando finales abiertos para vender la continuación y más con lo que tardan en escribir y en algunos casos traducir esos libros.

En fin, nada más por m parte, un saludo.

Nota: 9/10