Leyendo Pillateunlinux me he encontrado con un enlace a un documental que vi en cuatroº, pero que estaba ya empezado y me interesaba verlo completo, gracias a ese blog linuxero lo he conseguido. Yo siempre he sido bastante paranoico y conspiranoico, pero de un tiempo a esta parte estoy tratando de limpiar bastante mi ciberastro, así que únicamente me mantengo en unas pocas redes sociales que se pueden contar con los dedos de una mano y son las imprescindibles para mi vida bloguerística (o al menos es lo que creo).

Hace tiempo tuve Tuenti, un par de años después me deshice de él y llevo más de 6 meses destuentizado, ahora soy el raro por no tener, pero es que las condiciones de uso, que nadie lee antes de aceptar (y yo sigo sin hacerlo, a pesar de la paranoia) son bastante fuertes. Voy a poner algún pequeño ejemplo antes de proseguir.

    Los datos que suministres deberás mantenerlos actualizados en todo momento.

Esta cláusura, que repito la tienes que aceptar para entrar, obliga a mantener tus datos actualizados, es decir, otro método de mantener controlado al usuario de la red social, en este caso Tuenti. Realmente no me llama la atención mucho más de dicha red social, puesto que han revisado y modificado las condiciones de uso recientemente y no veo por ninguna parte la cláusura que existía en la que indicaba que TUENTI era la única propietaria de las fotos que subías, esto entraba en confrontación con los derechos de autor (de los que sigo estando en contra) de imágenes protegidas.

En caso de las condiciones de Facebook no varía mucho, aún así hay algunas condiciones que me llaman la atención, pongo unas pocas que son referidas en el apartado de Seguridad:

  1. No proporcionarás información personal falsa en Facebook, ni crearás una cuenta para otras personas sin su autorización.
  2. No utilizarás Facebook si te encuentras en un país bajo el embargo de Estados Unidos o que forme parte de la lista SDN (Specially Designated Nationals, Nacionales especialmente designados) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
  3. No utilizarás Facebook si has sido declarado culpable de un delito sexual.
  4. Mantendrás la información de contacto exacta y actualizada.
  5. No compartirás la contraseña, no dejarás que otra persona acceda a tu cuenta, ni harás cualquier cosa que pueda poner en peligro la seguridad de tu cuenta.
  6. No facilitarás ni fomentarás la violación de esta Declaración.

Los números no indican el orden en las condiciones de uso. Me llama la atención el punto número 6, en el que no debo facilitar ni fomentar la violación de la Declaración de derechos y responsabilidades de Facebook. Según tengo entendido, y lo dejo claro desde ahora, por si acaso, ese artículo es sólamente aplicable a quien tiene cuenta en Facebook, puesto que es un contrato firmado por ambas partes y no me puede afectar porque no lo he firmado.

Por ahora no tengo mucho más que decir sobre las redes sociales, pero voy a seguir escribiendo posts en este blog sobre “el lado oscuro” de este tipo de páginas, al menos lo que me parezca oscuro a mi. Ahora os dejo con el reportaje de cuatroº Redes sociales, quiero ser tu amigo.

Pincha la imagen para ver el documental

Pincha la imagen para ver el documental

Por cierto, lo digo ahora porque el que avisa no es traidor, es avisador, me gusta el sensacionalismo (quiero hablar de ello en algún post) y si esta entrada os parece tal, quizás es que lo sea, pero no me cosáis a comentarios de que soy sensacionalista, porque ya lo sé.

Un saludo