Hace unos días, la influencer del Social Media y esas cosas, Clara Ávila (@ClaraAvilaC), escribía en su blog un interesante post sobre que el tráfico que llegaba ahí no le interesaba demasiado. Ella escribe porque le gusta y le apetece generar contenido, pero no va buscando más o menos nivel de visitas. Al hilo de esto, ayer leía una noticia sobre el gigante mediático alemán Axel Springer y su experimento Google. Como sabéis, muchos medios de comunicación potentes están en contra de Google News y tratan de imponer una compensación por lo que ellos creen que es un uso fraudulento de sus contenidos. En el caso del grupo editor del Bild decidieron salir de Google News para probar a ver qué pasaba. Los datos, según apunta Europa Press, fueron demoledores. Una pérdida del 40% del tráfico global y un 80% desde la plataforma de noticias del buscador. Hay que añadir que simplemente aparecía el titular y un enlace, sin foto ni un texto introductorio.

La noticia recuerda que desde el año pasado, en Alemania hay una ley que reconocía el derecho de los editores de recibir una compensación de Google por los contenidos. En el caso germano, la compensación era del 11% de los beneficios que genera el buscador por utilizar esos contenidos. Así, el gigante estadounidense pasó a limitar los contenidos mostrados. El caso de Axel Springer demuestra la gran bajada del tráfico (casi la mitad) en dos semanas. Me parece una barbaridad.

Imagen de <a href=

@ferranmartin. Espero que sea CC." width="400" height="298" /> Imagen de @ferranmartin. Espero que sea CC.

Y ahí llega mi momento de reflexión. ¿Estamos buscando la cantidad de visitas o la calidad de las mismas? Es decir, si ha caído un 40% el volumen de visitas, tal vez los que entran sean lectores fieles a la marca y una parte de ellos estén dispuestos a sufragar una parte del coste de la web. ¿Queremos más clics o más ingresos? Porque las dos cosas no se pueden tener. A la vista está la mala percepción que genera la cantidad de noticias banales que se publican con la intención de conseguir más clics. Lo peor es que lo logran, pero a costa de minar su credibilidad y su imagen de marca.

Eso por no hablar de descargar vídeos de Youtube para subirlos a sus servidores y meter un anuncio (pagado) antes y después del mismo. Si con eso no compensan a Google (propietario del portal de vídeos) que pierde dinero en publicidad por el uso fraudulento de sus contenidos, ¿qué credibilidad tienen? Sí, el trabajo tiene que ser recompensado, pero en ambos sentidos.Vuelvo a poner el caso de eldiario.es. Han intentado que la publicidad no sea tan definitiva como otras vías de ingresos y la gente ha respondido. Tienen muchos socios que pagan 5€ al mes por la información de ese medio y tienen sus recompensas, como no ver publicidad por todas partes.

Personalmente creo que los medios se equivocan profundamente. Hoy por hoy no la batalla tiene que estar en la calidad del producto y no tanto en el precio o en el volumen de visitas. Si lo haces bien, la gente responderá. Por ejemplo, yo solo compro el periódico en papel los fines de semana que, además, es más caro. ¿Por qué? Por todo el contenido añadido que ofrecen que me resulta atractivo. Las noticias del día a día las consigo gratis, ya sea en la tele o en su web, pero el fin de semana me gusta tener los reportajes que publican para poder leerlos durante la semana siguiente. ¿Vamos a setas o a Rolex en mitad del monte con una cesta de mimbre? Pues parece que los grandes medios van a Rolex.