Hace tiempo que quería escribir una entrada sobre la gran serie Pushing Daisies, pero me daba pereza, así que hoy me pongo a ello y la escribo.

Pushing Daisies es una serie que según la han definido como “un cuento de hadas forense”. La trama cuenta la historia de Ned, un pastelero que tiene un secreto, puede resucitar a los muertos, pero este don (o maldición, según se mire) tiene un par de condiciones:

  1. El primer toque da la vida
  2. Si alguien permanece más de un minuto vivo después de resucitarlo, alguien muere en compensación.
  3. El segundo toque quita la vida, irreversiblemente

La serie comienza cuando Ned resucita a su primer y único amor, su antigua vecina Charlotte Charles, a la que él la llama Chuck. Ellos siguen enamorados, pero como el segundo toque quita la vida, no se pueden tocar, ahí entra la magia del “cuento de hadas”, Ned y Chuck no pueden tocarse, pero se quieren, así que imaginan las más extrañas formas para poderse “tocar”.

Pero ellos dos no son los únicos protagonistas, también están Emerson Cod, un investigador privado que descubrió el secreto de Ned y colabora con el pastelero para resolver crímenes, Ned resucita al cadaver y le preguntan quién le mató, así resuelven el crimen y cobran la recompensa. Este es el personaje más irónico y sarcástico, es el que pone el toque de humor con sus caras (no muecas tontas al estilo Jim Carrey) y sus comentarios. También destaca el personaje de Olive Snook, la camarera de la pastelería de Ned (es una cafetería, no una pastelería sin más), una chica enamorada de su jefe, pero que no puede estar con él (Ned ama a Chuck). Las dos tías de Chuck, antiguas “sirenas”, nadadoras sincronizadas, y que ahora viven recluidas en su casa, completan el extraño elenco de la serie.

Pero a parte de la historia y los personajes la serie destaca por su estética, una estética muy del estilo de Tim Burton, parece que en cualquier momento vaya a aparecer Jonnhy Depp. Según se dice se parece bastante a la película Big Fish, que no he visto, pero viendo ayer Charlie y la fábrica de chocolate doy fe de que tiene una estética muy burtoniana. Y una cosa que me llama la atención y no suele hacerlo es el vestuario, sobre todo el de las chicas, siempre llevan vestidos de una pieza de colores llamativos, a mi me llama la atención que siempre lleven vestidos, además la ropa que suele llevar Chuck, gafas de sol y pañuelo (es que legalmente está muerta) me gusta bastante, es la única serie en la que me fijo en la ropa que llevan los protagonistas.

Además, la serie cuenta con un narrador (como alguna película de Tim Burton) que extrañamente mejora su voz en la versión doblada que en la original y otro protagonista, Digby, el perro de Ned, al que resucitó cuando era pequeño y al que no puede tocar, para acariciarlo tiene que usar una mano de palo, del estilo de las que se usa para rascarse la espalda uno mismo.

El problema de esta serie es que la han cancelado y lo han hecho cuando ya había terminado la segunda temporada, así que al parecer hay un cliffhanger (final inacabado para enganchar al público, del estilo fin de temporada de Lost) de la leche y no se sabe qué va a pasar con ella. Espero que le den el final que merece porque es una muy buena serie.

Ya para acabar os dejo un vídeo con un trozo de la serie, a mi me encanta, tiene una coreografía muy bien montada.


Fijaos en los vestidos ^^

¡¡Un saludo!!