Durante los pasados meses de diciembre y enero estuve suscrito a ‘Kiosko y Más‘, la plataforma de distribución digital que crearon Vocento y Prisa. Lo hice porque era interesante recibir a diario ‘El País‘ por una suscripción de 9,99€ al mes, más o menos lo que cuesta comprar el periódico toda una semana en el quiosco. Tras esos dos meses cancelé la suscripción por falta de ingresos regulares, pero fue una buena experiencia y un gran servicio.

El caso es que tras leer un post sobre lo bien que va el ‘Financial Times’ y algunos cambios que hubieran ayudado a Público me he preguntado sobre el pago por contenidos. ¿Qué tipo de contenidos estaríamos dispuestos a pagar?

Y entramos en un asunto bastante espinoso en el que esta claro que nadie tiene la respuesta. La primera ida que me cruza la mente es el formato audiovisual. Los vídeos con información ‘expandida’ de la noticia o las declaraciones de implicados podrían ser un contenido susceptible de pago. Por ejemplo, no sería muy descabellado pagar por declaraciones judiciales. Para muchos interesados podría resultar útil pagar algo por tener todo el interrogatorio del juez Castro a Iñaki Urdangarín (aunque en este caso no se grabase). O contenidos creados exclusivamente para suscriptores, como el experimento que hizo @hombrelobo en su blog. Evidentemente esta última opción conlleva unos gastos que quizás no sean cubiertos, pero quizás sea una opción interesante. También de podrían ofrecer documentales u otras piezas (cortos, películas…) en buena calidad que sean complicadas de encontrar.

Antena 3 puso hace tiempo un sistema de pago muy interesante. Resulta que mandando un mensaje SMS permite visionar un capítulo antes de su emisión, al menos el día antes. Lo utilizan para sus propias producciones, pero no sería descabellado expandirlo. Recuerdo que Cuatro se hizo con los derechos de ‘Perdidos’ para su emisión en televisión e Internet, ahora no lo permite, pero yo hubiera pagado para ver un día antes el final de la serie. Tras la fusión entre TeleCinco y Cuatro, la plataforma de contenidos se llama ‘Mi Tele‘ y tiene contenidos de pago. Por ejemplo, la reciente tríunfadora de los Goya ‘No habrá paz para los malvados‘ está disponible por 4,74€, más barato que la entrada de cine.

El problema lo encontramos en los medios generalistas, ¿dónde poner el límite de la gratuidad? Estamos acostumbrados a leer los periódicos digitales totalmente gratis, pero elaborar esas noticias tiene un coste (aunque sea la tarifa de EFE) y, hoy por hoy, la publicidad online no es rentable aquí. El medio al que todo el mundo mira es ‘The New York Times‘, el laboratorio de pruebas. Aunque como dice @periodistas21 en el post, no es nada comparado con lo del ‘Financial Times’. Por eso está el problema de dónde colocar los límites.

Tratar de rentabilizar las aplicaciones para tabletas y smartphones es una de las vías. No sé si todo el mundo estaría dispuesto a pagar el mínimo (0,79€) por la app de ‘El País‘ para iPad, porque en la web es gratis. Pero también es menor la publicidad en la aplicación y está muy cuidada. Opciones como ‘Kiosko y Más’ toman una gran importancia, pero quién quiere leer noticias antiguas, del día anterior? Porque los montones de papeles que venden en el quiosco no son más que eso, noticias pasadas y pagas por ellas, cuando tienes gratis las nuevas. Se puede decir que se paga por el análisis que se hace de la realidad, cierto, pero son necesarias tantas páginas. Está claro que pagamos por información mejor realizada y abundante, los suplementos doblan el precio habitual y se suelen comprar. ¿Aceptaríamos pagar en Internet por lo que se paga en papel? Los costes serían menores (impresión y distribución se quedan fuera) y ofreces lo mismo que en el quiosco, pero en cualquier momento y lugar. Yo me pasé el verano montando un suplemento online gratuito para un grupo de comunicación, ¿por qué no trasladar esa idea pero hacerla de pago? Tener un buen e interesante suplemento de acceso restringido y exclusivo. Todos sabemos que casi hay hostias para conseguir invitaciones en betas privadas.

Como bien dice @periodistas21 hay que arriesgar e innovar, el I+D+i es algo que falta en los medios españoles, que no en el periodismo. Todo pasa por probar, el ‘ensayo y error‘ es una buena táctica, si funciona bien y si no seguir probando. Y tras esta reflexión me asalta una duda, ¿por qué contenidos pagaríais vosotros?