Voy a hacer una actualuzación express sobre mi valoración de #iRedes. Como sabéis se trató del IV Congreso Iberoamericano de Redes Sociales y se celebró entre el jueves 6 y viernes 7 de marzo en Burgos. El evento reunió a mucha gente, bastante de ella joven, para tratar de dilucidar lo que se va a mover en redes durante el 2014. Un evento enfocado a arrojar un poco de luz en el camino de la profesión comunicativa adaptada a los entornos de redes sociales.

 

  • Mismos perros, distinto collar. El fondo de las charlas es algo que lo llevo escuchando varios años. No solo en iRedes, también en otros eventos y/o sitios webs.
  • He venido a Burgos a hablar de mi libro. Al menos esa es la sensación que me dio. Una de las cosas que me gustan del modelo Ignite, pongo como ejemplo el de Valencia que es el que conozco, es que impiden a los ponentes hablar de ellos o tratar de vender su libro. Van a hablar de los temas que controlan, pero no a echarse flores o hacer publicidad.
  • Replanteamiento del taller. Los talleres son una gran idea. Es el primer año y hay que pulirlo un poco. Según me comentaron el taller de @mtascon fue muy interesante, pero estaba planteado para 30 personas, no para 250. Ese tipo de cosas hay que tenerlas en cuenta. Como solución, poner más talleres, más práctica, menos horas y que se deban escoger dos. Así se puede conseguir cierto movimiento.
  • La gente. Como siempre, de estos eventos me quedo con la gente. Desde la comida hasta las cenas y las copas… La gente que encuentras en estos saraos hace que merezca la pena. No los de siempre, que es agradable volver a cruzártelos, los que vas descubriendo en cada viaje.
  • Se ve todo muy serio. Me decía el viernes @digitalmeteo que no estaba metiendo mucha caña. Los tuits con la etiqueta del evento eran todos muy serios. No debería haber así. Desde aquí quiero volver a rescatar la figura del troll o el dinamizador del evento. Hay veces que es mejor decirlo por el canal oficial y provocar algunas risas que callarlo y hacerlo algo aburrido.
  • Renovación. Hay que darle una vuelta del hoja a todo el evento. No solo por contenidos, que estamos en los de siempre. También de planteamiento. Alguien me decía (no lo recuerdo exactamente) que en un evento de Redes solo se hablaba de Twitter y Facebook. ¿No se plantean lanzar un taller puramente práctico sobre redes o herramientas móviles (el año del Mobile) para comunicadores? Hay un montón de cosas que se quedan fuera. Yo traté de animar un poco el cotarro con Loop de la que, evidentemente, ni se habló.

Pero no todo es malo, ojo. Saco conclusiones y críticas con afán de mejorar, porque el evento me ha gustado y me lo he pasado bien. El entorno es espectacular, la visita al MEH dentro de uno de los talleres también mereció la pena. Está bien organizado y montado. Merece la pena ir un año. Pero tienen mucho trabajo por delante. Todavía estoy a tiempo de ver si vuelvo en 2015.