20120511-114105.jpg

¿Que el ‘Huffington Post España’ no paga a sus blogueros? Pues me indigno, que está muy cerca el 15M. Ayer, en Granada, en el IX Blogs y Medios, se montó el pitote con la declaración de Montserrat Domínguez y la revelación (oh, sorpresa) de que sus blogueros no iban a cobrar por escribir ahí. Ojo, los blogueros voluntarios que quieran entrar en la disciplina del medio, no los periodistas que trabajen ahí. Prácticamente ningún medio paga a sus blogueros, que escriben por amor al arte.

Las cosas se salieron de madre con varios comunicados de asociaciones de periodistas criticando el sistema de remuneración de sus blogueros. Me recordó a la memorable escena de ‘Casablanca’ cuando cierran el local de juego de Rick al grito de “he descubierto que aquí se juega”. No se destapó nada que no se supiese. De hecho, hay poca gente que gane dinero escribiendo blogs (al menos para vivir) y los que conozco, no son periodistas.

A ello debemos de sumar, que los blogueros que se quieran sumar al ‘HuffPo’ no tienen que ser periodistas, ni mucho menos. ¿Cuántos blogs cojonudos no están hechos por periodistas? Hay ejemplos para parar un tren, pero se sigue erre que erre con la misma cantinela.

Personalmente escribo este blog porque me apetece y me interesa. Los beneficios que recibo no son monetarios, aunque he conseguido ingresos derivados. Muchas veces he dicho que escribir un blog debería ser obligatorio para un periodista o aspirante a serlo, pero, ni mucho menos, los blogueros tienen que ser periodistas. Por afinidad profesional acabo leyendo muchas bitácoras de periodistas y sobre periodismo, pero hay grandes portales temáticos nutridos por textos de gente que no se dedica ‘profesionalmente’ al periodismo. El ejemplo más claro es Amazings, un blog sobre ciencia escrito por quienes la estudian y les gusta.

En resumen, escribir un blog no está reñido con cobrar por ello y creo que el revuelo es excesivo para algo que todo el mundo sabía.