En la última entrada dije que me presentaba a la III Edición de los Premios 20Blogs para probar y ver cuántos votos sacaba al final. Hoy con la misma idea en la cabeza he colocado un widget de votaciones para los Premios Bitácoras 2008. Como repito es para ver cuántos votos consigo, con más de uno estoy feliz, porque no voy a ser tan rastrero como para votarme a mi mismo xDD, aparte de que seguro que me pillan. Así que si os apetece sólo tenéis que pinchar en el botón que he colocado a una altura aceptable de la pantalla y rellenar lo que os pidan (dícese email y código de confirmación, que creo que se llama captcha.


Yo normalmente prefiero las series de televisión (a ser posibles americanas) al cine (a ser posible no-español). Según muchos entendidos la televisión tiene peor calidad que el cine y no precisamente de imagen, que en muchos casos sí. Estoy hablando de calidad artística, fotográfica y todo ese tipo de cualidades que hacen del cine una experiencia maravillosa. Pero de verdad estamos tan seguros de que el cine es mejor que la televisión. En el caso de España las dos son malas (a mi gusto), pero en América (la tierra de las oportunidades) la cosa cambia, el cine es algo monstruoso, pero las series no andan muy atrás. La pequeña pantalla está empezando a reclutar a actores de culto y de lujo para sus emisiones, son los ejemplos de James Woods (Shark, John Q, Casino), Alec Baldwin (30 Rock, Beetlejuice y candidato al Oscar al mejor actor de reparto por The Cooler) o Geena Davis (Sra. Presidenta, Telma y Luise, Beetlejuice y Oscar a la mejor actriz por El Turista Accidental). En actores y guiones la televisión americana es cada vez mejor que la todopoderosa industria del celuloide hollywoodiense.
Pero de lo que yo quería hablar no era de esto (aún así me he enrollado cosa mala), de lo que quería hablar es de que a la hora de ver cine mis preferencias son muy “malas“, cuando digo “malas” me refiero a películas que no han ganado o ganaran premios, películas hechas para recaudar o simplemente por entretenimiento. Los géneros que me encantan y que casi nunca rechazaría ver alguna película son las de superhéroes (a excepción de El Castigador y la última de Superman que no me gustaron), de este subgénero yo recomiendo encarecidamente V de Vendetta, simplemente imperdible y El Caballero Oscuro, la última de Batman, una obra maestra de 2 horas y media de duración. Luego me gustan las películas de aventuras, ahora no se me ocurren, pero que no solo sean muertes y muertes, que tengan algo de argumento, no sé cómo describirlas, pero son las que me gustan. Y por último (la bomba va al final xDD) un género que nunca creí que me fuera a gustar pero que me encanta es la comedia romántica, soy un ñoño, lo reconozco, pero es un tipo de películas que me gustan, mejor que los dramas, aunque no me ría como un descosido, “¿cómo no me foy a reir, zsi esszz una comedia” como diría el amante de Carla, pero me lo paso bien. Algún ejemplo Tienes un email (que volví a ver ayer y consiguió que des-odiara a Tom Hanks) o Kate y Leopold (otra vez Meg Ryan, esta además junta otro de mis puntos débiles, los viajes temporales y todo lo relacionado con ello, soy friki, lo sé) Además de todo lo anterior me encantan independientemente del género (y mira que es raro) las trilogías. Ya sean Star Wars (Lucas la cagó con la trilogía de precuelas, lo único bueno que tiene es la pelea del Episodio I y que Obi Wan es más majete que el viejo pellejo de las 3 primeras), Regreso al Futuro (creo que ya sabeís por qué, que grande Marty McFly) o Indiana Jones (de la última vi los 20 primeros minutos, los que valen la pena). Ya tan solo añadir que últimamente estoy viendo películas de Anne Hathaway, no sé, pero esa chica me gusta como trabaja y además es mona.
Con esta pequeña guía sobre mi cinefilia (y no es f***ar con los cines) ya sabéis por qué tipos de películas estaría dispuesto a moverme del sofá para bajar o ir al cine (siempre y cuando hagan descuento, que si no sale carísimo). Otro día hablaré sobre actores y actrices que odio y adoro. Con esto ya me despido y tan solo pediros que si os apetece votar en los premios Bitácoras 2008, no os reprimáis que es malo.
Un beso y hasta la próxima